San Carlos, Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|28/01/20 07:32 AM

Investigan caso de posible abuso contra tres chicos en San Carlos

La Justicia espera los informes forenses sobre unos hermanitos que estando al cuidado de la abuela habrían sido dejados en manos de adultos que los habrían sometido aprovechando de su desamparo. Habría, por lo menos, dos adultos implicados. También investigan actitudes de la madre que tiene un régimen de visita

Otro hecho oscuro y denigrante se habría producido en el departamento San Carlos. Una dura historia en la que aparece nuevamente la perversa figura de un adulto sobre niños, aprovechando de estos su inocencia y una confianza ganada con golosinas y juguetes.

Los oscuros episodios que se están conociendo con tres niños, cuyas identidades se preservan, tendría ribetes alrededor de las vejaciones que lo hacen más grave. En ellos podría haber intervenido otro adulto, cuando menos en la inadmisible complicidad de las violaciones. 

Porque, inclusive, los graves hechos con esos niños podrían ser la continuidad de otros sucesos que se habrían producido algunos años atrás, con la coincidencia de, por lo menos, uno de los adultos.

Para observadores jurídicos del fuero Penal, las cosas ocurrieron y son graves. De ahí que se espere con ansiedad el retorno de la feria judicial, porque el trabajo de los ayudantes fiscales que han intervenido en las primeras pericias con la Policía y el Cuerpo Médico Forense, sería entregado en los Tribunales del Valle de Uco, con sede en la ciudad de Tunuyán, a la fiscal Lorena Ramírez, quien por lo general interviene en delitos de género, donde hay menores y mujeres. Eso –dicen los peritos judiciales- sería bueno y oportuno para una causa tan compleja.

“Les regalaba golosinas y juguetes, para ganar su confianza”

El caso de los niños de San Carlos llegó a conocimiento de los medios del Grupo Cooperativa (CNN Radio Mendoza y diario El Ciudadano) por un diálogo periodístico mantenido con el abogado penalista Daniel Álvarez. El profesional tomó el caso y es el querellante en una causa que se instruye en La Consulta y que pasará a los tribunales de Tunuyán una vez culminada el receso judicial de verano.

—¿Qué nos puede decir de este caso?  

Se trata de una menor de 9 años de edad que, junto a dos hermanitos, estaban al cuidado de su abuela. Fue precisamente la señora la que nota este grave hecho y se contacta conmigo para que asuma la representación de estos niños que habrían sido vejados. Aunque todavía la investigación está en pleno curso dispuesta por la ayudantía fiscal de La Consulta, las pericias habrían determinado que la nena sufrió penetración. Ahora se estarían realizando estudios sobre los otros dos hermanitos con psicólogos del cuerpo médico forense por medio de Cámara Gesell.

—¿Por qué los niños estaban con su abuela?

La madre de los niños tenía un controlado sistema de visita dispuesto por la Justicia, por inconvenientes anteriores a este hecho. En ese sistema se le habría impuesto un modo de contacto con los niños que consistía en verlos en la casa de la abuela, quien tiene la guarda judicial. En los encuentros la madre podía sacar a los niños hacia espacios verdes públicos y recreativos con el objetivo de que no se pierda el vínculo de hijos con su madre y viceversa.

—¿Qué pasó entonces?

—Resulta que en esos paseos que concretaba la madre con los niños, es cuando en vez de llevarlos a los sitios indicados los dejaba al cuidado de un supuesto tío. Sujeto que habría ultrajado a la niña, de acuerdo a los relatos de la menor a su abuela, tras diferentes episodios que la nena habría manifestado llorando y negándose a salir con su madre.

—¿Este hombre era solo conocido de la madre de los niños?

—No, el hombre es conocido de la familia y la confianza con los niños se la habría ganado comprándoles golosinas y juguetes. Después de un tiempo, la abuela nota que los niños ya no quieren ir a la casa de este buen tío y la nena de 9 años produce esos episodios de llantos y resistencia. Tras muchos momentos de diálogo, la señora logra que la pequeña diga lo que habría sucedido.

—¿Me podría dar más detalles, como qué sucedió con los otros hermanos y la responsabilidad de la medre?

—No puedo decirle más de lo que le he expresado, porque la investigación está en pleno desarrollo en varios terrenos; uno de ellos es determinar las responsabilidades que le caben a la madre de los menores. También los lugares donde se habrían producido las vejaciones y si hay otros menores que podrían haber sufrido estos hechos aberrantes.

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?

Ocurrió un error