|12/05/21 04:29 PM

En primera persona: argentino cuenta cómo se viven los bombardeos en Israel

Marcel Yosef reside en Israel y habló con El Interactivo sobre el preocupante conflicto con los palestinos en la Franja de Gaza, que hace temer otra guerra a gran escala

Por Redacción

El conflicto entre Palestina e Israel escaló un nuevo nivel de tensión luego de que en las últimas horas el ejército israelí lanzara nuevos bombardeos en la Franja de Gaza, donde hubo ataques con cohetes que reabrieron las causas del enfrentamiento.

La violencia escaló a ataques aéreos luego de tres días de enfrentamientos entre manifestantes palestinos y fuerzas israelíes en Jerusalén Este por un nuevo intento de desalojos de familias palestinas en una ciudad que ambas partes reclaman como propia.

Marcel Yosef, argentino que vive en Israel, dialogó con El Interactivo, que se emite de lunes a viernes por Facebook y YouTube de El Ciudadano, y dio su testimonio en primera persona sobre los bombardeos desde el refugio que comparte con su familia.

En ese sentido, Yosef describió la situación actual que se vive en la zona: “Nosotros pasamos una noche difícil, a las 21 empezaron los bombardeos. Fuimos todos corriendo al refugio, mi hija tiene una vecina y la pasó dentro de todo bien, porque estuvo jugando. Después salimos y logramos ir a dormir. A las 3 de la madrugada comenzaron las alarmas de nuevo, corrimos de vuelta al refugio. Estuvimos 15 minutos, salimos y a los 5 minutos empezó otra alarma. Paró todo, pero parece que hay alarmas y alertas de que dentro de media hora más o menos van a empezar de vuelta".

Y continuó: “Veía un video de que Israel destruyó un edificio en Gaza, entonces como que es un ping pong, como atacamos nosotros nos atacan de nuevo".

Según tengo entendido esto tiene muchos miles de años. Los árabes reclamaron siempre esta tierra como santa para ellos y los judíos también. Desde hace años que convivimos, desde hace 6 años que convivo con gente árabe en las calles, no pasa nada. Pero hace unas semanas la comunidad árabe termina el Ramadám, ellos suben a Jerusalem al final de Ramadám y empezaron a haber conflictos, peleas entre la policía y algunos árabes que tiraron piedras y así", aseguró el argentino.

"Como que de Gaza reaccionan a las cosas que pasan en Jerusalem. No sé bien cómo es, es como una violencia incesante y sin sentido. Da miedo. Pero acá estamos tranquilos de que el estado de Israel nos protege, más que nada la cúpula de hierro", manifestó Yosef, y agregó "Ayer se vio que en algunos lugares cayeron, da muchísimo miedo. No sé, en mi casa tengo orientación norte entonces como que da del otro lado, no en mi casa".

Consultado sobre si en cada inmueble hay un refugio, Yosef contó: "Sí, acá tengo la puerta del refugio donde nos encontramos todos los vecinos. Tenemos algunas cosas por las dudas, las chicas se trajeron juguetes. Cerramos la puerta y nos quedamos metidos. Tardamos 10 segundos más o menos en llegar. Ahí empezaron las alarmas me dicen".

Para los chicos es un juego, ella sabe que si está la alarma se va para adentro. No me voy a poner a explicar que los árabes tiran cohetes porque tiene 4 años. Lo vive con la amiga que está en el mismo piso. Esto es la primera vez que lo vivimos en 6 años que vivimos acá. Si algo que hay acá es la seguridad y no miedo a que me roben el teléfono o salir del banco y me saquen la plata".

Además, el argentino explicó la situación que se vive sobre la pandemia de coronavirus: "Acá hace un mes que no tenemos barbijo. Estoy vacunado, aparte nadie lo usa. Está la orden de tener barbijo en los locales, pero cuando entrás el dueño lo tiene por la pera. Siento que pasar estas cosas nos hace más fuerte, sabemos que el estado de Israel aprieta un botón y explota todo. Pero no lo hace por una cordialidad. Yo personalmente digo aprieten ese botón, porque acá vivís con árabes que cuando se juntan le tiran piedras a la policía y a los judíos y no está bueno, es como que la cordialidad de este lado también se tiene que tener del otro lado.

Por último, le preguntamos si las actividades se han suspendido y respondió: "Nos quedamos todos en casa. Tengo un vecino que trabaja en una empresa de alta tecnología y como está todo esto le mandan una pizza gratis a la casa, que nos acaba de llegar. Yo soy chef privado en la casa de la gente, desde que volvimos de Argentina, pudimos volver a Israel con un vuelo de rescate. Puedo trabajar en la casa de la gente de mucho poder adquisitivo".