|10/04/20 07:34 PM

La pelea por los ATN abre la grieta

La Nación enviará a Mendoza una importante suma en concepto de Aportes de Tesoro Nacional, es dinero que corresponde por la Ley de Coparticipación, y los intendentes reclaman que se municipalice

En medio de la emergencia, una de las respuestas de asistencia del Gobierno nacional pasa por los ATN, un fondo del Estado disponible para asistir a las provincias ante situaciones de este tipo. En este caso, según dispuso presidencia, para Mendoza significan 826 millones de pesos que serán desembolsados en los próximos días.

Los Aportes del Tesoro Nacional se crearon por la ley 23.548 de Coparticipación Federal. EL inciso d del artículo tercero establece que el 1% de la recaudación de los impuestos nacionales conforman este fondo, cuya finalidad es puntualizada en el artículo 5: “Se destinará a atender situaciones de emergencia y desequilibrios financieros de los gobiernos provinciales”. De acuerdo a los porcentajes que establece la norma, a nuestra provincia le corresponde el 4.33% de dicho fondo, que en la actualidad son unos 80 mil millones de pesos.

Es cierto también en muchas veces fueron distribuidos con discrecionalidad, incluso en tiempos de Carlos Menem se le entregaron a un obispado, que jamás rindió cuentas de su utilización.

El Ministerio del Interior es el encargado de la asignación de los recursos, y el reparto debe ser informado trimestralmente en una rendición de cuentas. En nuestra provincia se entregaron ATN en febrero a dos municipios, Santa Rosa y La Paz, por 15 y 12 millones respectivamente.

Ahora, la discusión pasa por el uso de esos fondos y fundamentalmente por quienes lo administrarán. En principio se consignó que los va a disponer la provincia, pero desde los intendentes, sobre todo los opositores, piden que se coparticipe entre los municipios.

Esto beneficiaría claramente a los más poblados, y esta variante cosechó adhesiones. “Con los intendentes vamos a plantear que se coparticipe el dinero de la Nación porque es para la emergencia sanitaria y nosotros desde los municipios estamos trabajando y aportando muchísimo en este tema. Por eso necesitamos que se coparticipe”, sostuvo el lavallino Roberto Righi. Un criterio parecido sostuvo Flor Destéfanis, y desde la órbita nacional recibieron el apoyo de la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti.

Desde el Gobierno provincial le comunicaron a los intendentes que el dinero y el criterio de distribución serán determinados por el ministro de Hacienda, Lisandro Nieri, quien se refirió al tema en declaraciones periodísticas diciendo: “Son aportes del Tesoro para situaciones de emergencia que estaban acumulados y que se van a estar distribuyendo en los próximos días. También se va a capitalizar un fondo fiduciario a partir del cual se va a prestar a las provincias para esta situación de emergencia”.

Y vino a sentar posición también, mediante un comunicado la Unión Cívica Radical de Mendoza. “Sabemos que los Municipios cumplen un papel fundamental en esta pandemia, ya que son los efectores estatales más cercanos a la ciudadanía, no solo responden a las necesidades más inmediatas, sino que en numerosas oportunidades sostienen programas nacionales ya que son el vehículo para que estos lleguen a la gente. Mendoza y sus municipios todavía esperan la implementación definitiva de la tarjeta alimentaria nacional, algo que en otras provincias está vigente hace por lo menos 3 meses. A diferencia de ello actualmente, la coparticipación de los recursos hacia los municipios se realiza correctamente y cumpliendo con todos los criterios legales vigentes.

Es lógico que existan diferencias entre aquellas buenas administraciones que responden con eficacia a las necesidades de las y los vecinos; y las que no pueden hacerlo. Los recursos contenidos en el decreto presidencial 352/2020, que llegaran a la provincia desde la Nación en concepto de aportes del tesoro nacional en una parte y en la otra, como préstamos del fondo fiduciario para el desarrollo provincial tienen un único destino que es la emergencia sanitaria. Y como ha ocurrido hasta ahora, esos fondos serán administrados por la provincia en función del plan integral que ha elaborado la autoridad sanitaria para atender la emergencia en todo el territorio de Mendoza”, señalaron en un comunicado con el sugestivo título de “No somos todos iguales”.

La situación, frente a la caída de recaudación y la escasez de fondos en todos los niveles, seguramente tendrá arduas negociaciones en los próximos días. Se verá quien sale ganando.