|22/04/21 08:15 PM

Transfemicidio, un delito que pinta de cuerpo entero el “ataque por odio”

En Mendoza, el año pasado asesinaron a mujer trans en Guaymallén y en 2021, familiares de una joven fallecida piden que la causa sea caratulada como un transfemicidio. Cifras de casos de una problemática cada día mayor

Sabido es que en Argentina y en nuestra provincia, los casos por violencia de género no bajan sus números y cada día hay que escuchar que una mujer es atacada físicamente, verbalmente o psicológicamente, tanto por su pareja pero mayormente por hombres con quien ha tenido una relación.

Pero la situación de las personas trans en nuestro país no dista de ser muy diferente e incluso, los episodios son de suma violencia por el solo hecho de su condición de género. En Mendoza, el año pasado se vivió un terrible ataque a una mujer trans, que derivó en su muerte y en una investigación judicial con perspectiva de género, incluyendo una carátula por ‘transfemicidio’.

En aquella ocasión y en plena cuarentena estricta por coronavirus, Melody Barrera fue acribillada por un agente policial en la zona de Guaymallén. Así, crudo y como suena, la víctima sufrió un violento ataque por su condición de género y no merecía morir de esta manera.

Y hace poco menos de dos semanas, en el zanjón de los Ciruelos hallaron muerta a una joven trans, quien fue encontrada semidesnuda. El caso de Josefina Cruseño se caratuló inicialmente como un suicidio, algo que su familia no comparte dado que “descreen” de esa teoría y piden que sea investigado por la fiscal Andrea Lazo como transfemicidio.

Qué el transfemicidio

Según el material teórico existente sobre la comunidad LGTBIQ, un transfemicido o travesticidio es considerado como la expresión final de una cadena de violencias estructurales que responden a un sistema cultural, social, político y económico.

En la mayoría de estos episodios, hay factores en común como pueden ser los escasos recursos económicos de estas personas, el ejercicio de la prostitución, expulsión de su hogar, riesgo de contraer enfermedades sexuales, estigmatización social, persecución o violencia, tanto de las personas como policial.

“En 2018 se incorporaron los casos de ataque de odio y travesticidios sociales a nuestros registros, en el caso de los transfemicidios vemos que tienen una relación directa con el ataque por el hecho de ser mujer y por su autopercepción. Nosotras vamos tejiendo redes para obtener la información de los casos, los cuales también dependen de la denuncia policial, un punto positivo en nuestra provincia es que ante la muerte de una mujer se activa el protocolo de femicidio”, indicó Belén Bobba, coordinadora de la organización MuMaLá en Mendoza.

En el último registro que hechos realizan de femicidios, en el caso de los transfemicidios se habla de 94 muertes de mujeres, travestis y trans. De esta cifra se desprende que 62 fueron femicidios y femicidios vinculados y travesticidios, que 12 decesos estuvieron asociados a economías delictivas o calaterales, 14 muertes en investigación y 6 suicidios femicidas

TAGS