Argentina
Godoy Cruz, Mendoza, Argentina

|18/06/20 05:05 PM

Challenge viral con FaceApp 📱 ¿Qué hay detrás de la aplicación?

El desafío virtual que es furor en redes sociales ha puesto en discusión el uso de datos personales por parte de las aplicaciones y empresas de entretenimiento virtual. ¿Qué hacen con nuestra información cuando les damos acceso?

A lo largo de la última semana, la aplicación que utiliza inteligencia artificial para transformar rostros con tan sólo una selfie ha vuelto a ganar popularidad. Es que las redes sociales, mayormente Instagram y Facebook, estallan de posteos de usuarios que suben fotos en las que se provocan cambios faciales sorprendentes; en esta oportunidad, el desafío consiste en subir una foto frontal modificada por la app mediante su función de cambio de género. Convertirse de hombre a mujer, y viceversa.

No obstante, y más allá de lo divertido (y a veces aterrador) del desafío, y de la precisión con que esta aplicación produce un cambio total en pocos segundos, hay quienes desconfían sobre los permisos que otorgamos al utilizar la app, y lo cierto es que hay algunas razones para prestarle atención a esto.

¿Qué hay detrás de FaceApp?

¿Te acordás, hace casi un año, del FaceApp challenge que consistía en compartir una selfie con el rostro envejecido por la app? La repercusión de ese desafío virtual fue tan masiva que la app fue descargada por más de 100 millones de personas en el mundo en pocos días.

La preocupación llegó al Congreso de los Estados Unidos, una vez que el senador demócrata Chuck Schumer instó al FBI a iniciar una investigación federal sobre el uso de datos por parte de los creadores de la aplicación. Según el funcionario, el hecho de que FaceApp estuviera registrada como empresa rusa podría significar que el gobierno de ese país accediera a información sensible de ciudadanos estadounidenses.

Desde ese momento, los medios del mundo empezaron a dar a conocer el nombre del informático millonario creador de la aplicación, del que todos hablan nuevamente en estos días: Yaroslav Goncharov.

El millonario creador de FaceApp

Acusado de estar recopilando información de personas con malas intenciones, el magnate ruso se defendió afirmando que "Las fotografías de FaceApp son almacenadas en servidores administrados por los gigantes estadounidenses Amazon y Google", siendo estas dos empresas norteamericanas. También afirmó que las fotos perduran sólo 48hs en dichos servidores.

Asimismo, a través de una entrevista a la revista Forbes, Goncharov afirmó que accedería a cambiar la política de privacidad para llevar tranquilidad a los usuarios de la app. Pero ¿por qué?

Controversia por los términos de uso de FaceApp ¿comercialización de datos?

Si dejamos a un lado la acusación estadounidense, veremos que existe una sospecha mayor que surge de una supuesta ambiguedad en la política de privacidad de FaceApp:

"Al utilizar los Servicios, usted acepta que el Contenido del usuario puede ser utilizado con fines comerciales. Además, reconoce que el uso de FaceApp del Contenido del usuario con fines comerciales no provocará ninguna lesión para usted o para cualquier persona que haya autorizado a actuar en su nombre"

¿Entonces FaceApp recopila nuestra información personal para comercializarla? No exactamente. En primer lugar, la información a la que accede FaceApp no dista mucho de la que permitimos disponer a otras aplicaciones como Facebook, Instagram, Twitter, Google, un editor de fotos o un servicio de delivery. Dirección IP del dispositivo, ubicación, cookies, fotos utilizadas, etc.

Además, en otro apartado del documento sobre los términos de uso de la app se aclara que los "fines comerciales" tienen que ver con un posible traspaso de la propiedad de la app, escenario en el cual la base de datos pasaría a manos del próximo dueño de la misma, y no con la venta de datos de usuarios per se.

Falsas alarmas

En el medio del escándalo por la popularidad del desafío y la constante paranoia acerca del uso ilegal de big data, es normal que surjan mitos, teorías conspirativas y especulaciones infundadas que no logran otra cosa que generar pánico y ganar atención. A continuación, enumeraremos y explicaremos algunas de ellas:

  • "FaceApp recopila datos personalizados de usuarios para vendérselos a empresas que pueden conocer tu información íntima". La recopilación de datos de FaceApp, al igual que la mayoría de las aplicaciones, es anonimizada y utilizada para crear perfiles de usuarios que facilitan la segmentación de la publicidad en internet. Nadie te está espiando.
  • "Cuando le das acceso a tus fotos, FaceApp puede revisar toda tu galería o carrete y hacer lo que quiera con el contenido". El acceso que se le permite a las aplicaciones es un permiso que concedemos para que sus sistemas dispongan de las fotos que decidimos subir a la plataforma, no a todas las almacenadas en nuestro celular u ordenador.

Ser responsables como usuarios

Si, es casi imposible resistirse a descubrir nuestra versión de género opuesto o de edad avanzada, y mucho más si se trata de una tendencia masiva cuyo fin aparente es sólo entretener. Esto contribuye a que cada usuario que decide descargar FaceApp para sumarse al challenge pase por alto leer sus términos de uso y políticas de privacidad, y acá es donde podemos estar cometiendo un error, pero no sólo con esta app, si no con todo lo que instalamos en el teléfono y nos pide acceso a información.

Entonces ¿cómo descargar y utilizar aplicaciones de entretenimiento de forma responsable?

  • Asegurarse de que la aplicación sea confiable y que la descarga se haga desde las tiendas oficiales (Play Store, AppStore, etc.)

  • Leer SIEMPRE los términos de uso y políticas de privacidad de las aplicaciones para entender qué datos estamos compartiendo.

  • No entrar en pánico y buscar información actualizada, chequeada y confiable sobre las aplicaciones móviles y empresas de informática.

  • No compartir ni revelar contraseñas públicamente contraseñas ni nombres de usuarios. Ni siquiera con personas de extrema confianza, a menos que sea necesario o de urgencia.

TAGS