|21/12/21 05:09 PM

Crean la "caja negra" de la Tierra para registrar el colapso climático

El instrumento servirá para que las generaciones del futuro accedan a un registro objetivo de los procesos ecológicos del planeta

Por Redacción

Un grupo de científicos, investigadores y artistas australianos crearon un dispositivo de almacenamiento indestructible para registrar la gestión de la humanidad en la crisis del cambio climático. El proyecto está inspirado en los registradores de vuelo que se usan en aviones, comunmente conocidos como cajas negras, y tendrá su sede en la costa occidental de Tasmania, donde se instalará un monolito preparado para resistir catástrofes naturales.

"A menos que transformemos drásticamente nuestro modo de vida, el cambio climático y otros peligros provocados por el hombre harán que nuestra civilización se estrelle", advierten los creadores en el comunicado que se puede ver en la página oficial de "Earth's Black Box".

El objetivo de esta estructura de acero de 10 metros de largo será recopilar toda la información relacionada con el cambio climático, la extinción de especies, la contaminación ambiental y el impacto de estos fenómenos en la salud. De esta forma, si algún día una sociedad futura descubre el archivo, podrá reconstruir lo que le ocurrió a la Tierra como consecuencia de las acciones desmedidas de las civilizaciones humanas.

 

Una advertencia hacia el futuro

El dispositivo estará conectado a Internet y utilizará un algoritmo entrenado para recoger en tiempo real todos los datos relacionados con el cambio climático. Sus unidades de almacenamiento clasificarán la información de temperaturas medias y consumo mundial de energía, entre muchas otras variables.

La iniciativa en la que también participan empresas de comunicación y marketing surge después de la celebración de la COP26 entre octubre y noviembre en Glasgow, donde las conversaciones de la ONU sobre el clima concluyeron con un acuerdo que mantiene vivas las esperanzas de limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados.

La zona elegida para instalar el monolito es considerada "estable desde el punto de vista geográfico y político".

 

En este sentido, la función de la Caja Negra no será realizar análisis científicos o estudios sobre las consecuencias de un eventual desastre climático, sino aportar una fuente inobjetable de datos sin sesgos que sirvan para identificar a los responsables y sentar las bases para una mejor administración de los recursos en el futuro.

"Si lo peor ocurre y como civilización nos estrellamos a causa del cambio climático, esta caja indestructible estará allí y registrará todos los detalles de ello", explicó Jim Curtis, director creativo ejecutivo de Clemenger BBDO, a Science Alert. "Así, quien quede, o quien la encuentre después, aprenderá de nuestros errores".