Buenos Aires, Argentina
Mendoza, Argentina

|15/06/20 09:05 AM

El papel de Fernández Sagasti detrás de la estatización de Vicentin

El lugar ocupado en el anuncio de la expropiación de Vicentin, constituye un auténtico aval político a la legisladora nacional

Por Redacción

La senadora Anabel Fernández Sagasti es una de las referentes de La Cámpora y jugó un rol clave en el plan del Gobierno para estatizar la emblemática cerealera Vicentin, ya que fue quien le llevó al presidente Alberto Fernández el proyecto de ahora lleva adelante el Poder Ejecutivo.

Si bien fue quien le llevó la idea al presidente y quien se sentó a su lado a la hora de dar el primer anuncio, fuentes del oficialismo aseguran que la iniciativa de fondo no le pertenece a la senadora.

En ese sentido, hay dos versiones respecto a los orígenes de la propuesta y ninguna de ellas apunta directamente a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Una va hacia el extitular de AFIP Ricardo Echegaray, quien le habría llevado la idea a la expresidenta para que utilice el brazo ejecutor de La Cámpora para llevarla adelante.

Sagasti al momento del anuncio presidencial

La otra apunta directamente a La Cámpora y centra todo el protagonismo en Máximo Kirchner que, dueño o no de la idea, se encargó de orquestar que sea Fernández Sagasti quien la presente junto al primer mandatario.

En cualquiera de los dos escenarios, detrás de la iniciativa se esconde la intención de fortalecer a la senadora Fernández Sagasti, quien perdió la gobernación de Mendoza en manos de Rodolfo Suárez, candidato de Alfredo Cornejo, en una elección provincial que antecedió a la nacional.

Fernández Sagasti, muy bien considerada por la expresidenta, tiene apenas 36 años y quienes la conocen la destacan como una trabajadora incansable con mucha proyección política tanto en Mendoza como en el país.

 

Alberto no muy conforme

El presidente Alberto Fernández señaló que "los dueños de Vicentin vinieron a pedir que el Estado Nacional se haga cargo de la empresa".

También señaló: "No soy amigo de las expropiaciones, pero el caso de esta empresa es excepcional. Hoy no están facturando porque nadie les vende un grano". Expresó: “Estoy tratando de rescatar una empresa, un grupo empresario, no de hacerme dueño".

Por otra parte, dijo: "Yo fui muy crítico de la estatización de YPF, pero reconocí que el país necesitaba una empresa testigo. Después de la pandemia, todos los Estados tomarán intervención en el mercado de alimentos. Nadie lo dice porque está todo tergiversado, dado vuelta".