|30/04/21 11:57 AM

Dirigentes de la oposición rechazaron las nuevas medidas del Gobierno

Patricia Bullrich y Luis Petri fueron los primeros en cuestionar públicamente al mandatario nacional. Aseguran que solo dará como resultado más desempleo

Por Redacción

En un sorprendente mensaje matutino, el presidente Alberto Fernández anunció este viernes nuevas restricciones para hacerle frente al avance del COVID-19.

Las nuevas disposiciones, que tendrán lugar desde el 1 al 21 de mayo, inclusive, serán tenidas en cuenta según tres factores: la razón -es decir el aumento de casos en los últimos 14 días-, la incidencia -cantidad de casos sobre la población- y la ocupación de las camas UTI.

Además, Fernández informó que el país se dividirá en cuatro categorías según su situación epidemiológica: baja; media; de alto riesgo epidemiológico y sanitario; de alarma epidemiológica y sanitaria.

Luego de esto, de manera inmediata dirigentes de la oposición se manifestaron en las redes sociales para expresar su rechazo.

Tal fue el caso de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, quien cuestionó: "El 15 de Abril el Presidente cerró las escuelas por 15 días. Todos sabíamos que no iba a cumplir y no cumplió. Ahora pide 21 días más. ¿Empieza el show de 21 en 21?".

"Ahora achica horarios de trabajo, desfinancia a las familias y se ensaña con la educación otra vez. ¿Hasta cuándo Presidente?", continuó.

Planteó, además, que optar por las mismas medidas dará como resultado "pérdida de empleo, pobreza, tragedia educativa. Y todo esto, sin horizonte de vacunación. Otro año a la deriva".

 

Del mismo modo lo hizo el diputado nacional Luis Petri (UCR), quien se dirigió hacia Fernández: "el Congreso no puede ser utilizado para avalar sus tropelías, el robo de vacunas, los negociados en los testeos o el avance contra el federalismo, ante su imposibilidad de consensuar medidas con los gobernadores".

 

Por su parte, el diputado nacional José Luis Ramón (Interbloque Unidad Federal para el Desarrollo), acompañó al Gobierno posicionándose a favor.

No obstante, hizo hincapié en la situación de Mendoza y llamó al diálogo al gobernador Rodolfo Suarez.

"La urgencia en tomar medidas implica comenzar a resolver el estrés sanitario provincial, llamar a mejorar la conciencia social sobre los cuidados personales que terminan haciendo efecto a niveles colectivos, y masificar los controles sobre las restricciones ya existentes", enfatizó.