|07/06/21 10:49 AM

Tupungato: mujer pidió ayuda a través de un cuaderno escolar de su hija

Un caso de supuesta violencia de género e intrafamiliar salió a la luz de una particular forma. La víctima estaba incomunicada. Un escrito, la clave para que la Policía supiera lo que ocurría

Por Redacción

 

Un llamativo caso policial tuvo lugar en el departamento Tupungato. Una mujer que allí reside logró a través de una nota en el cuaderno de comunicaciones de su hija, llegar hasta el cuerpo docente del establecimiento educativo para alarmarlos de una terrible situación que, según denunció, está atravesando.

Gabriel Moschetti, comisario del Valle de Uco, indicó que la denuncia de la mujer llegó hasta las autoridades de la escuela Humberto Beghin a través de su hija de 9 años de edad, que fue al colegio “cumpliendo con las obligaciones diarias y normales” pero que mantuvo diálogo con una docente a la que le hizo entrega de una nota que enviaba su madre.

El escrito terminó en manos de las autoridades directivas de la escuela que rápidamente dieron aviso al 911.

Los efectivos acudieron al centro educativo y se les hizo entrega del escrito, que según explicó en diálogo mediático Moschetti, daba cuenta de que la mujer, “estaba sufriendo violencia de género y que pedía auxilio a la Policía”. El objetivo de la nota era que desde la dirección del establecimiento, dieran a conocer la situación a las fuerzas de Seguridad.

“Personal de investigaciones se constituyó en forma inmediata en la finca del distrito La Arboleda, sitio en el que reside la mujer que había solicitado auxilio, así que de forma inmediata se la pone a disposición de la oficina fiscal y se la traslada para que se realice la denuncia correspondiente”, explicó la autoridad policial del Valle de Uco.

El comisario sostuvo que hay una denuncia por supuesta violencia de género y que la mujer también implica como víctima a la menor de edad y que esta “también sufre algún tipo de violencia psicológica debido a las cotidianas peleas en la pareja”.

Según el uniformado, en dicha acusación se da cuenta de que la niña habría “aducido querer cortarse las venas, por lo cual también se fue en auxilio de la menor, se la sacó del establecimiento escolar y se la trasladó al hospital Las Heras para que fuera revisada por un médico para luego ser llevada al Hospital Notti"; sitio en el que la evaluarán su condición física y psicológica.

La mujer denunció haber sido encerrada por el sujeto y este, a su vez, “le había sacado el celular, por lo cual no tenía como comunicarse, ni forma de poder salir del domicilio”, reconoció el comisario.

Moschetti dijo que se asistió y revisó a la mujer en el hospital Las Heras. “No tenía ninguna lesión física visible por lo cual la determinación de la Justicia fue la de otorgar una restricción perimetral y una prohibición de acercamiento al sujeto denunciado hasta que estén todas las pericias psicológicas correspondientes, tanto de la menor como de la mujer”, cerró el comisario.