|26/11/20 07:50 PM

Caso Chacal de la Cuarta: la viuda seguirá presa y los abusos no prescriben

Un juez confirmó la preventiva para Norma Ortubia, madre de la víctima, y aceptó la figura de delito continuado por vejaciones durante 20 años, algo sin precedentes

Tiempo atrás, el caso judicial conocido como ‘El chacal de la Cuarta’ volvía a estar presente en los medios provinciales producto de la detención de la viuda del hombre que fue acusado de haber abusado sexualmente de su hija por unos 20 años y con la que tuvo siete hijos.

El hecho es aberrante por donde se lo mire y por ello, desde la parte querellante buscan llegar hasta las últimas consecuencias. Después del cambio de calificación de la causa, se podía producir un hito histórico desde lo judicial: confirmar la figura del ‘delito continuado’, es decir, contemplar que la víctima habría sido abusada desde 1980 a 2000.

Esta nueva calificación para Norma Ortubia (69 años) fue apelada por sus abogados y ayer se conoció la decisión del juez Mateo Bermejo, quien además de confirmarle la prisión preventiva en el penal, rechazó el planteo de prescripción de los hechos. “Es un logro jurídico histórico para nosotros como abogados penalistas”, expresó Cristian Vaira Leyton, quien junto a Agustín Magdalena, defienden a la denunciante en esta causa que tomó estado público por sus impactantes detalles.

Actualmente, por decisión de Bermejo la mujer continuará detenida en la penitenciaria y no obtendrá el beneficio de la prisión domiciliaria que había solicitado su defensor legal. 

El caso

Esta aberrante historia comenzó en Mendoza a comienzos de los 80 y se extendió hasta el año 2000.

En una vivienda de la Cuarta Sección de Ciudad, una jovencita, que ahora ya es una mujer, era abusada por su propio padre y producto de las múltiples vejaciones, tuvo siete hijos, es decir, el hombre era padre y abuelo a la vez.

Debido al trauma que Cecilia tenía por esta situación de vulnerabilidad, expuso sus sentimientos en diferentes diarios íntimos que se incorporaron a la causa judicial. En 2009, Armando Lucero fue arrestado pero murió un año después por una afección pulmonar.