|01/05/21 03:34 PM

Aumento de combustibles: Verasay solicita informe a la Nación

Sin fundamentar la medida, el gobierno nacional realizó 16 ajustes de precios desde que comenzó la gestión. En tan solo un año y medio, se efectuó un 60% de aumento en las naftas y el gasoil. Desde la Cámara Alta reclaman detalles sobre estas disposiciones que castigan el bolsillo de los usuarios y a la industria, convirtiendo a este bien indispensable en un producto de lujo para los ciudadanos

El sucesivo incremento en los precios de las naftas está golpeando fuertemente el bolsillo de los argentinos. Por ese motivo, la Senadora Nacional por Mendoza, Pamela Verasay, actual vicepresidenta de la Comisión de Minería, Energía y Combustibles del Senado de la Nación presentó un proyecto mediante el cual solicita al Ejecutivo Nacional informe sobre estos ajustes de precios.

"Desde diciembre de 2019, bajo la presidencia de Alberto Fernández, los combustibles registraron 16 ajustes de precios. En los últimos 12 meses la suba de los combustibles líquidos en surtidor llega al 60%, mientras que la inflación es del 42,7%, es decir, tuvieron un aumento por encima del promedio de crecimiento de precios que mide el INDEC", aseguró la legisladora mendocina.

"El impacto más fuerte se dio en los últimos 6 meses, en el que los combustibles se han incrementado un 40%, recordemos que en tan solo 4 meses de este año hemos sufrido 7 subas y se ha anunciado una más que se implementará en 15 días y rondará otro 5%. Por otra parte, determinaron para el primer día de mayo un aumento del 30% del GNC en todas las estaciones de servicios del país", continuó.

Estas medidas están dañando severamente la matriz productiva en un momento tan complejo para la Argentina. Un ejemplo de ello es el sector vitivinícola de la Provincia de Mendoza, el valor del flete representó aproximadamente el 25% del costo de la cosecha, justamente por el acarreo.

El gobierno argumenta que los aumentos se han realizado por diferentes razones; como el ajuste de impuestos a los Combustibles Líquidos y al Dióxido de Carbono, cambios en el precio de biocombustibles establecidos por la Secretaría de Energía, y ajustes en el costo establecido por YPF para poder realizar inversiones.

Según Verasay, "Las justificaciones del gobierno son insuficientes. Necesitamos obtener información detallada sobre el tema, fundamentos y criterios aplicados, impacto de las subas de los combustibles líquidos durante el año 2020 y 2021, con documentación técnica que respalde y avale las decisiones. Además, saber sobre las actualizaciones de precios que se ejecutarán en mayo y si habrán otros aumentos en la segunda mitad del 2021".

"En un año y medio el gobierno resolvió intervenir los entes de control, cambió al secretario de energía, cambió al presidente de YPF y estableció 16 aumentos de combustibles, y aún no quiere dar explicaciones. Es inadmisible", asevera la senadora nacional.

Asimismo, la parlamentaría requiere que se incluya en el informe explicaciones sobre la pérdida de recaudación en concepto de impuestos (ICL y DC) y especificar si la aplicación de los aumentos están alineados con la pauta de inflación establecida en el presupuesto 2021.

"Las disposiciones tomadas por el gobierno generan un impacto negativo muy significativo en un insumo imprescindible para gran parte del sector productivo, las economías regionales, el transporte y las familias. Son sectores que se encuentran en serias dificultades para absorber en sus estructuras de costos, la magnitud de estos constantes aumentos, cuyos previsibles efectos resentirán aún más la economía", finalizó la senadora de perteneciente al interbloque Juntos por el Cambio.