|07/04/20 03:39 PM

Desesperado pedido por regresar a casa de argentinos varados en Cuba y Perú

En medio del aislamiento obligatorio por la pandemia que acecha al mundo, unos 750 ciudadanos distribuidos en ambos países solicitan al Estado argentino la programación de los vuelos de repatriados

Por Redacción

Unos 750 argentinos quedaron varados en Cuba y Perú desde que estalló la pandemia del coronavirus y en estos momentos tienen graves problemas para regresar a la Argentina porque sus vuelos fueron cancelados por el cierre de fronteras en el país.

En Cuba, son más de 600 los ciudadanos argentinos que se encuentran encerrados en distintos hoteles de La Habana desde hace más de 17 días, reclamando la programación de los vuelos de repatriados.

Desesperados por abandonar la isla y regresar a sus hogares, aseguran que en ese país predomina la falta de medicación para las distintas enfermedades y la escasez en los productos de higiene.

Asimismo, sostienen que no han recibido respuestas por parte de las autoridades correspondientes, por lo que piden mayor difusión para conseguir ser repatriados a sus respectivas ciudades.

Por otro lado, la cuarentena obligatoria por la pandemia que paraliza al mundo ha dejado a unos 145 argentinos varados en Cusco, Perú, desde hace más de 23 días.

Los viajeros manifiestan que la odisea comenzó el 15 de marzo cuando el presidente peruano, Martín Vizcarra, determinó el aislamiento obligatorio y el cierre total de fronteras, además del toque de queda que rige desde las 20 hasta las 5 am (ahora reducido de 18 a 5 am y días diferenciados para salir mujeres y hombres).

De repente quedamos encerrados, sin saber qué hacer y comenzamos a buscar comunicarnos con las autoridades argentinas pertinentes. Así dimos con grupos de argentinos que se estaban organizando por WhatsApp y supimos que algunos habían conseguido los teléfonos particulares del Canciller Felipe Solá y de la Ministra de la misma Cancillería, Mónica García. Teniendo en cuenta que por ninguno de los medios públicos recibimos respuesta (llenamos varios formularios, de ninguno recibimos confirmación de recepción) y entendiendo que las gestiones para tantas personas eran muy complejas, hicimos todo lo que pidieron a través de quienes estaban en contacto directo”, sostienen los ciudadanos argentinos en una carta abierta pública que difundieron en redes sociales.

Y continúa: “La realidad es que en Cusco éramos más de 500 argentinos, no tenemos cómo saber si tenían la información de todos pero hoy quedamos 145 personas que podríamos ser repatriadas con una gestión idéntica a la que ya han hecho tres veces en este tiempo. También sabemos que sí cuentan con el listado de los que quedamos porque lo confeccionamos nosotros mismos”.

Llevamos 23 días encerrados, sólo salimos a comprar comida tomando todas medidas que se exigen. Pagamos nuestro alojamiento y comida día por día y evidentemente es mucho más dinero que el que necesitaríamos en nuestro país. En este hostel había personas de Canadá, Chile, Francia, Paraguay y Suiza, todos retornaron ya a sus hogares, sólo quedamos nosotros. Sabemos de otros argentinos que están en refugios de la Iglesia y otros que de un día para otros los dejan en la calle y salen a pedir desesperados si alguien sabe dónde pueden alojarlos”, expresa el desesperado reclamo de los argentinos que ansían volver a casa.

Por último, el comunicado enfatiza: "Hemos sido más que pacientes con la espera, entendiendo que a todo el planeta nos ha sorprendido esta situación. Hoy, habiendo transcurrido ya 22 días, consideramos que es momento de tener una respuesta certera sobre nuestro regreso a casa".