|08/12/20 07:33 AM

Recomendaciones para poner el auto en condiciones antes de viajar

Se acerca la temporada de verano, y el vehículo siempre es una de las opciones más elegidas para viajar. Te acercamos todo lo que necesitás saber antes de salir a la ruta

Llega diciembre y es el momento en que se piensa en poner el auto en condiciones, ya que se acercan las vacaciones y se necesita tener todo en óptimas condiciones antes de emprender algún viaje.

Durante los meses de verano se concentra el mayor número de desplazamientos tanto en rutas provinciales, como nacionales. Por eso se debe tener en cuenta la importancia de controlar todos los detalles para aumentar la seguridad, evitar imprevistos y tener un viaje tranquilo.

Ahora que se flexibilizaron las medidas con respecto a la circulación interprovincial si estás planificando viajar en tu vehículo, tené en cuenta estas recomendaciones antes de partir.

Se deben revisar los frenos, las luces, los amortiguadores, la batería y el sistema eléctrico. Además, hay que comprobar que no existan pérdidas en los circuitos de refrigeración y dirección hidráulica, revisar y cambiar aceite, filtros y líquido de frenos. Y, especialmente, controlar el estado de los neumáticos.

El tren delantero del vehículo es fundamental que sea controlado. Ahí se consta que no haya partes averiadas o flojas que puedan afectar la seguridad del auto al momento de salir a la ruta.

Además, los neumáticos tienen que estar en buenas condiciones. En ellos recae todo el peso del vehículo y son de vital importancia en la adherencia al suelo cuando se tracciona en las curvas o cuando se frena.

Es aconsejable realizar alineado y balanceo para examinar que los neumáticos se encuentren en posición correcta y no provoquen futuros daños tales como desgastes irregulares en la rueda.

Los frenos deben ser revisados y hay que constatar que no se encuentren averiados. El Ciudadano realizó un relevamiento en talleres, lubricentros y gomerías en las que se puede obtener un estimativo de precios para poner el auto a punto.

Si decide realizar el service en una concesionaria oficial, el valor para un vehículo, (Corsa, Gol, Fiesta, Focus, Palio, Siena), es de $16.000, mientras que, en un lubricentro, (se le realiza el cambio de aceite, cambio de filtro de aire, aceite y combustible más la revisión de pre viaje), el costo es de $6.000.

Para las camionetas, Amarok, Ranger o Hilux en una concesionaria oficial saldrá aproximadamente $19.000, y en otro centro de revisión será de $13.000.

Si se tiene que pasar por los frenos, en un taller especializado, el costo para las ruedas delanteras es de $3.000 mientras que para las traseras es de $2.800, eso varía de acuerdo al modelo del auto por el valor de repuesto.

Con respecto a rotación de cubiertas, alineación y balanceo se debe destinar $1.800 aproximadamente. Si se necesita un recambio de neumático, el costo de una cubierta económica rodado 14 es de $5.900. Para una Pirelli se debe pensar por arriba de los $10.000, mientras que Michelin no se consigue. De ser necesario reemplazar algún tornillo, el costo de cada uno es de $250.

 

Todo en regla

Antes de comenzar, hay que examinar las luces altas, bajas, de freno y giro. No se debe olvidar que es obligatorio circular con luces bajas encendidas en todo momento.

También hay que chequear si la documentación obligatoria se encuentra vigente y en condiciones. Esto incluye carnet de conducir, seguro y tarjetas de identificación del vehículo.

 

Imprescindible llevar los elementos auxiliares

Es necesario tener a mano todo lo obligatorio, además de en buen estado: rueda de auxilio, chaleco reflectante, gato, llave cruz, balizas, soga de remolque, botiquín de primeros auxilios, y por último siempre revisar que tengamos las tuercas de extracción de bulones antirrobo.

 

Recomendaciones para el conductor

El descanso previo y durante el viaje es clave para una conducción segura. Para el conductor designado vale la recomendación:

  • Descansar antes del viaje, para evitar que el sueño y la fatiga aparezca, la planificación y el descanso previo será imprescindible.
  • Hacer paradas cada una o dos horas o cada 200 kilómetros, en aquellos viajes con mayor duración a dos horas, lo ideal es realizar paradas frecuentes para tomar aire fresco y estirar las piernas.
  • No sentirse agotado o cansado, no significa que al cerebro le ocurra lo mismo. La fatiga, es un efecto inevitable de la conducción.
  • Comer algo liviano, comer mucho o elegir comidas ‘pesadas’, ricas en grasas o carbohidratos, provocará somnolencia, debido a las variaciones de la glucosa en sangre que provoca este tipo de alimentos.
  • Las comidas ricas en proteínas serán las más óptimas si se conduce durante la noche.
  • Consumir bebida fresca, especialmente agua. Esto nos matendrá hidratados y hacerlo frecuentemente será lo ideal, sobre todo durante el verano.
  • Vestir con ropa cómoda y liviana: la comodidad es fundamental, por lo que, se recomienda usar ropa holgada y evitar la ropa ajustada que impidan la correcta circulación o que de esa sensación de estar ‘arropados’.

Datos obtenidos de gomería Norte, lubricentro Perito Moreno, Gustavo Capuano Frenos y servicio post venta de concesionarias oficiales de Mendoza.