|16/07/21 07:48 AM

Proyecto para ampliar el banco de huellas genéticas a toda la población

La iniciativa propone que en forma paulatina se vayan registrando a todos los habitantes desde el nacimiento, cuidando de preservar la privacidad

Una importante iniciativa está en estudio en comisiones de la Cámara de Diputados de la provincia, esencialmente en Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC) y de Hacienda y Presupuesto. Los legisladores que las integran analizan el proyecto de modificación de la Ley 8.611, con el objetivo de ampliar la base de datos del Registro Provincial de Huellas Genéticas Digitalizadas.

La mirada del autor de esta iniciativa legislativa, el diputado Carlos Sosa (PJ—FdT), se centra en que, “contribuirá a esclarecer causas judiciales, identificando responsables, reparando a víctimas y desvinculando a falsos acusados. Para ello, debe ampliarse el universo de datos registrando a las personas a partir de sus nacimientos”, señaló el legislador.

Para el diputado Sosa, “el sistema, en el futuro deberá abarcar a la totalidad de la población mediante una incorporación paulatina de muestras que acompañe el ritmo demográfico de la provincia, ya que actualmente solo abarca al 2,7% de la población mendocina”.

Un punto para destacar del instrumento jurídico es que “la iniciativa apunta a contribuir al destierro de temores sobre pérdidas de privacidad en una temática suficientemente estudiada y abundantemente normativizada por las leyes vigentes, sobre funcionamiento de archivos de datos personales y de hábeas data, cuyo objeto es precisamente evitar los efectos indeseados de avance sobre la intimidad de las personas”.

Las muestras genéticas que se irán sumando se seguirán manejando como las actuales, con código QR en los que no aparecen ni el nombre ni el apellido al que están vinculadas, a fin de preservar la privacidad y el anonimato a la hora de ser necesaria una investigación, y siempre respetando lo dispuesto por la Ley Nacional de Hábeas Data, que resguarda el tratamiento de los datos personales”, destacó el autor del proyecto.

 

El registro de datos digitalizados más avanzado de Latinoamérica

El organismo que dirige el prestigioso médico genetista Miguel Marino fue y es clave en el avance de la lucha contra el delito en la provincia. Ahora, con este proyecto de ley, se lo quiere potenciar, tal como lo indicó el diputado Sosa a El Ciudadano.

 

—¿Tiene consenso legislativo su proyecto?

—Sí, porque con todos los legisladores coincidimos en la finalidad de ampliar el Registro Provincial de Huellas Genéticas digitalizadas y hacer efectiva la recolección de datos de la totalidad de los habitantes de la provincia de Mendoza, de manera paulatina y al momento del nacimiento de las personas. 

 

—Una vez aprobadas las modificaciones de los artículos que propone, la tarea llevará su tiempo.

—Sí, claro, este es un trabajo que se va a efectuar en forma progresiva y que va a llevar algunas décadas para lograr que se tenga una base de datos de toda la población de la provincia de Mendoza.

 

—De todas maneras, desde que se instauró en el 2017 este registro clave para esclarecer delitos rápidamente.

—Por supuesto, le diría trascendente. Desde ese año lleva esclarecidos 500 delitos en Mendoza. En ese sentido, la provincia pasó a contar con la base de datos más amplia de Latinoamérica con respecto a la población, superando a Chile y Brasil. De esa totalidad, el 43% de los casos pertenecen a abusos sexuales, el 20% a robos y el 8% a hurtos.

“A modo de ejemplo, esta herramienta ha ayudado a esclarecer o aportar datos sobre hechos delictivos con fuerte impacto en la comunidad, como los femicidios de Pirhia Saroussy y Lily Pereg (madre y tía, respectivamente, de Nicolás Gil Pereg) el 12 de enero de 2019, y de Florencia Romano, el 12 de diciembre de 2020”, destacó el legislador.

 

Es necesario ampliar planta de personal y dar presupuesto

—¿Qué sucederá con los presupuestos que deberá manejar el registro?

—Hay que reverlos, porque el costo fijo de una muestra es de US$ 31 y el presupuesto para este año para este laboratorio de huella genética es de US$ 350.000. Un tema que solo se centra en insumos y reactivos químicos, que implica que deberá considerarse ampliar este monto por el incremento que deberá hacer el registro uno vez aprobada la ley.

 

—¿Y el personal?

—También, porque el personal con el que cuenta este laboratorio, en estos momentos, es de nuevos empleados. Son tres peritos, dos técnicos y cuatro administrativos. Con esa gente, el laboratorio realiza 15.000 muestras por año, e implementadas las modificaciones jurídicas, se necesitarán hacer más de 30.000 muestras, el número aproximado de nacimientos anuales en la provincia de Mendoza, lo que implica duplicar el número de personal”. 

“Un detalle no menor es que este crecimiento se daría con la nueva infraestructura que cobijaría al laboratorio en el Polo Judicial”, consideró Sosa.