|11/11/20 07:21 AM

Incorporarán equipos para asistir a pacientes con problemas respiratorios

Invertirán $150 millones para formar la Unidad de Ventilados Crónicos, en el área COVID del hospital Central 

Los esperados detalles oficiales desde la gobernación con respecto a la flexibilización de la pandemia dejaron relegado el anuncio de inversión por $150 millones para la conformación de una Unidad de Ventilados Crónicos dentro de la UTI del Hospital Central. Paso que coloca a Mendoza en la punta de lanza en el sistema de salud de la Región Cuyo.

El sitio contará con 30 camas, cuyo objetivo actual es descomprimir saturaciones diarias de la Unidad de Terapia Intensiva por COVID-19 y agilizar la rotación de pacientes. Camas que quedarán para que en el futuro sirvan con aquellos pacientes que salen de momentos críticos en la UTI, pero que les cuesta despegarse de la dependencia de la ayuda mecánica.

Para hablar de esto y sobre lo que ha tenido en cuenta el Poder Ejecutivo para flexibilizar la pandemia, El Ciudadano entrevistó a la ministra de Salud, Ana María Nadal.

–¿En qué se basa el Poder Ejecutivo para los anuncios que se hicieron?

–El gobernador toma estas decisiones porque la provincia se encuentra en una situación de estabilización de los casos. Esto es que vamos viendo el día a día que el concertaje de positividad está bajando en el orden del 29%.

 

–¿Por qué cree que es posible?

–Es posible porque el sistema de salud muestra capacidad de respuestas que nos permite abrir y que la provincia retome la normalidad. Notamos, a pesar de que el sistema está trabajando mucho, que se empieza a sentir un poco de alivio en el porcentaje de ocupación de cama. Lo comprobamos tanto de terapia intensiva, como en las más comunes de piso para la neumonía moderada.

 

–¿Cuáles son los elementos de esos indicadores?

–Las variables indican que se ha aumentado casi a 67 días el tiempo de duplicación de casos y que el ERE, que es otro dato importante, está en menor que uno, por lo que toda esta valuación epidemiológica hace que en este análisis del día a día podamos empezar a analizar estas propuestas de apertura y de retorno a la normalidad de algunas actividades que todavía se encontraban restringidas. 

 

–¿Se mide también lo que ha sucedido en los últimos días?

–Sí, lo que está pasando en las últimas semanas y leves bajas, hay varias causas. Una que probablemente que tengamos clima con más calor y sequedad que influya. Con más actividades, se aireen más los espacios y que se multipliquen las actividades al aire libre, también influye.

 

–También está el tema contagios…

–Claro, porque otra de las causas es que probablemente que el porcentaje de personas que se enferman en el orden 81% haya entrado en fase etaria, que implica que empecemos a tener menos personas susceptibles en los grupos que mayor morbilidad tienen. Por eso, en el hecho que tengamos una cantidad de contagios, si bien no hay inmunidad de rebaño por la cantidad de personas contagiadas, sí tenemos cada vez menos personas susceptibles a contagiarse. 

 

Mendoza será punta de lanza en salud con su unidad de ventilados crónicos

 

–¿Qué implica para el sistema el anuncio sobre importante inversión en la ampliación de la UTI COVID del Central?

–Sobre la unidad de ventilados crónicos que se instalará en el Hospital Central, con una inversión de $150 millones, es sumamente importante, porque estas camas vienen a resolver un problema estructural del sistema de salud, ya que son camas que van a servir y permitir sacar a los pacientes de las terapias intensidad, para que las mismas cubran todo lo que tiene que ver con el momento crítico, lo agudo de la enfermedad.

 

–O sea, que eran y es sumamente importante…

–Ahí viene la clave de esta inversión que el Gobierno hizo con estas camas. Muchos pacientes quedan con dificultad para poder recuperar autonomía en la respiración, que hace que sigan conectados al respirador y con dificultades para poder recuperar la autonomía de su sistema respiratorio, por eso esto viene atender la necesidad de la Pandemia y rotación más ágil de camas de terapias intensivas, sino también temas estructurales de camas en la provincia para otras patologías cuyos pacientes necesitan algún tiempo para el destete del respirador, que no lo harán en la UTI y sí en estas camas de ventilados crónicos.

 

–Algo totalmente inusual, por lo menos en la provincia…

–Sí, esta unidad no es habitual. La necesitábamos, la vamos a tener y nos transformamos en punta de lanza regional. Repito, no solo para contener pacientes con coronavirus, sino que, a futuro, para atender otras patologías de ventilación que tengamos para las camas de UTI.