json='{"targeting":{"Autor":["Antonella Farías"],"Firmante":["el_ciudadano"],"Seccion":["Mendoza"],"Subseccion":[""]}}'>
Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|04/06/20 11:06 AM

El horario corrido en los comercios de Mendoza, ¿llegó para quedarse?

El senador Costarelli presentó un proyecto para regular el horario en comercios y bancos, pero gremios como el CEC, La Bancaria y gastronómicos, mostraron resistencia y disconformidad 

Por Redacción

Como consecuencia de la pandemia, desde fines de marzo Mendoza experimenta la apertura de comercios en horario corrido. De manera progresiva se fueron sumando más exceptuados, a un sistema que funciona de 8 a 18 horas. La gran pregunta es, ¿vino para quedarse?

El senador provincial Diego Costarelli presentó un proyecto que regule el horario en comercios y bancos, pero esta iniciativa generó controversia. Gremios como el CEC, La Bancaria y de gastronómicos, ya mostraron resistencia a la propuesta legislativa.

Fernando Ligorria, titular del Centro Empleados de Comercio (CEC), dijo en radio Mitre que "ya se hizo una prueba piloto y no funcionó. Además no nos han consultado sobre este proyecto". Para él esta iniciativa no es "oportuna" sino "oportunista".

Por su parte, el secretario de La Bancaria, Sergio Giménez, manifestó que desde el sector consideran la presentación de Costarelli como "extemporánea, porque habla a la salida de la pandemia. No sabemos cómo vamos a terminar o cómo vamos a llegar a la salida de la misma. Creemos que nos vamos a encontrar con una Mendoza y una situación muy frágil”.

Consideran que la propuesta de Costarelli pone en peligro más actividades y empleos, al hacer que empleadores y trabajadores enfrenten mayores costos, en tiempos post-pandémicos.

En tanto, la secretaria administrativa de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos (UTHGRA) de Mendoza, Carolina Montivero, indicó en diálogo con canal 9 que no se ha pedido consenso a los sectores involucrados. "No solo es el empleado de comercio, sino algunas actividades que están vinculadas al centro, a la actividad de los centros como es la gastronomía. Hoy por hoy tenes aproximadamente 200 locales gastronómicos en la zona céntrica. La gente después de comprar, obviamente consume gastronomía, así que estamos directamente vinculados a esa decisión".

El centro va ser tierra de nadie, los trabajadores también cambian las condiciones de trabajo. La mayoría de los locales no están adaptados para que el personal coma dentro del local, van a tener que salir a generar un gasto y ese gasto habla de un cambio colectivo, porque vos no le está pagando la alimentación al trabajador. O sea, las condiciones laborales cambian, al cambiar, muchos empleadores van a tener inconvenientes, porque se pueden considerar despedidos cuando eso ocurra", agregó.

Bares, cafés y restaurantes abrieron al público nuevamente, con la modalidad de reserva previa, no más de cuatro personas y firmando una declaración jurada.

En su parecer, la actividad comercial luego de la inactividad, "ha quedado tambaleando", sobre todo la gastronómica. "No se puede tomar este tipo de decisiones después de una pandemia. Deberían irse a consenso en todos los sectores, preguntando sobre todo a la actividad fundamental que es quien lo representa, el centro empleado de comercio, y después que se llegue a consenso, de los empleados y los representantes de los trabajadores. Ahí podemos hablar de algún tipo de proyecto con modificación", remarcó.

Volviendo a la condición de los empleados, Montero no dudó en asegurar que "cada día hay más informalidad en el trabajo", y con el cambio de horario, los trabajadores van a exceder sus jornadas con horas extras, sin remuneración. 

No sabemos qué negocio va a quedar en pie después de la pandemia. Muchos establecimientos, incluidos los gastronómicos, están debiendo dos o tres meses de alquiler, dos o tres meses de sueldo y están viendo si ahora se reactivan para pagarle a los trabajadores".