|27/03/18 02:53 PM

La Fibromialgia a un paso de tener cobertura integral

Por Redacción

Senadores ratificó la iniciativa de la senadora Olga Bianchinelli que pretende reconocer a la Fibriomialgia como enfermedad crónica para así poder garantizar su cobertura total e integral. Ahora pasó a Diputados para su debate.

La legisladora sostuvo que en la redacción del proyecto participaron distintos actores sociales, entre ellos, la Agrupación La Esperanza, que nuclea a personas que tienen esta patología y desde hace tiempo reclaman reconocimiento y cobertura.

Los fundamentos de la norma explican que la fibromialgia es reconocida por todas las organizaciones médicas internacionales y la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad desde el año 1992 y se encuentra rotulada con el código M79.7 de la Clasificación Internacional de Enfermedades, (CIE-10) en su última revisión.

Además, indica que esta es una enfermedad crónica que se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado, con una exagerada hipersensibilidad (alodinia e hiperalgesia) en múltiples áreas corporales y puntos predefinidos (tender points), sin alteraciones orgánicas demostrables. Se relaciona con una gran variedad de síntomas, entre los que destacan la fatiga persistente y el sueño no reparador. Además suele coexistir con otros trastornos reumatológicos y psiquiátricos.

La propuesta contempla que los objetivos de la norma son garantizar el acceso a los tratamientos necesarios: diagnóstico, curativos, paliativos o sintomáticos; efectuar la cobertura total e integral médica, psicológica, psiquiátrica, kinesiológica, farmacológica y otras avaladas por autoridad científica con carácter interdisciplinario; ya sean terapias de apoyo, procedimientos, y técnicas de baja y alta complejidad para su tratamiento.

Por otra parte, establece la regulación, control y supervisión de los centros médicos que realicen los diagnósticos y tratamientos; la promoción de la investigación básica y clínica en este campo; y la contribución al desarrollo de actividades de docencia e investigación.

Otro de los objetivos de la Ley es crear un registro estadístico de personas con Fibromialgia y uno con las patologías derivadas, siempre con la protección de los datos personales. Para ello, la Autoridad de Aplicación debe elaborar un mapa sanitario epidemiológico para el estudio y control de la enfermedad.

Por su parte, la provincia deberá efectuar campañas de información y prevención en todo su territorio para concientizar sobre la Fibriomialgia, su sintomatología y sus tratamientos; e informar acerca de los centros especializados que la aborden.

También se instrumentarán espacios de reflexión, cursos informativos, y todas aquellas acciones tendientes a lograr una participación activa de las personas con Fibromialgia y sus familiares, amigos y grupos relacionados, con el fin de lograr un óptimo control y tratamiento de la enfermedad.

Otros puntos sostienen que se debe contribuir a la capacitación continua de profesionales de la salud y disciplinas relacionadas a mejorar la calidad de vida de las personas con la patología; y que se establezcan convenios y reciprocidad con otras provincias, con la Nación, Estados extranjeros y Organismos Nacionales e Internacionales que nucleen a las Instituciones que trabajen en esta problemática.

A su vez, deberán brindar cobertura total e integral los distintos efectores que componen el sistema de salud pública dependientes del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de la Provincia y la Obra Social de Empleados Públicos de Mendoza (OSEP). Y la Autoridad de Aplicación deberá promover la misma cobertura ante los efectores privados de salud con actuación en Mendoza.