|09/08/20 02:48 PM

Reino Unido: Boris Johnson quiere reabrir las escuelas en septiembre

El primer ministro asegura que abrirlas es un "deber moral" del gobierno tras permanecer seis meses cerradas 

Por Redacción

El primer ministro británico Boris Johnson dijo que el gobierno tiene el "deber moral" de garantizar que los niños regresen a la escuela el próximo mes. La mayoría de los alumnos ha estado fuera de las aulas desde el inicio de la cuarentena en el país en marzo debido al coronavirus, aunque algunos de primaria han regresado.

En un artículo publicado este domingo por la prensa británica, Johnson aseguró que “mantener nuestras escuelas cerradas un momento más de lo absolutamente necesario es socialmente intolerable, económicamente insostenible y moralmente indefendible”.

"Con la reapertura total de las escuelas del Reino Unido en septiembre, la prevención de una segunda ola requerirá una mayor ampliación de las pruebas para evaluar el 75% de las infecciones sintomáticas, combinadas con el rastreo del 68% de sus contactos y el aislamiento de los casos sintomáticos y diagnosticados", alertó Jasmina Panovska-Griffiths, autora principal del estudio y del University College London (UCL) y la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

El Gobierno británico decidió en marzo el cierre de las escuelas para todos los alumnos, con excepción de los hijos de trabajadores esenciales, a fin de contener la propagación del coronavirus, lo que obligó a los docentes a organizar clases de manera virtual.

En junio, el Ejecutivo optó por el retorno de algunos escolares, entre ellos los más pequeños y los adolescentes que se examinan en 2021 en unas pruebas importantes del sistema educativo del país.

"Esta pandemia no está superada, y ninguno de nosotros se puede permitir sentirse confiado. Pero ahora que sabemos lo suficiente para reabrir las escuelas a todos los niños de manera segura, tenemos un deber moral de hacerlo", señaló Johnson en el medio británico The Mail on Sunday .

La semana pasada, la llamada comisaria de los niños en Inglaterra, Anne Longfield, señaló que las escuelas británicas sólo deberían cerrar en caso de otro pico de la enfermedad una vez que lo hagan los "pubs", restaurantes y comercios no esenciales.

 

La cifra oficial de muertos por el coronavirus en Gran Bretaña es de más de 46.500, la más alta de Europa.

Los científicos creen que el Reino Unido ya relajó las restricciones hasta donde es posible sin causar un rebrote de casos de COVID-19. Dicen que es posible que algunas cosas tengan que cerrar —como por ejemplo los apreciados pubs— para que las escuelas puedan reabrir por completo.

Por otra parte, el domingo se dio a conocer que el número de empresas británicas que planearon recortar personal en junio fue cinco veces mayor comparado con el año pasado, en una señal ominosa del impacto económico del COVID-19.

Las empresas están obligadas a informar al Servicio de Insolvencia si planean eliminar 20 o más puestos de trabajo.

Durante la pandemia, el gobierno ha estado pagando los salarios de casi 10 millones de trabajadores que están de licencia. Los economistas predicen un aumento del desempleo cuando ese programa finalice en octubre.

La economía del Reino Unido se contrajo más de 20% en la primera mitad de 2020 y, a pesar de algunos signos de recuperación, el Banco de Inglaterra dice que la economía se contraerá 9.5% este año.