|17/07/21 11:44 AM

Más de 150 muertos por las inundaciones en Europa, ¿qué dice la ciencia?

Alemania, Bélgica y otros países cercanos sufrieron grandes pérdidas a causa de las precipitaciones récord de esta semana. Hay al menos 1.000 desaparecidos.

Por Redacción

La llegada de un temporal inédito con lluvias que superaron cualquier pronóstico causó el colapso de miles de viviendas y edificios, la muerte de cientos de personas y la desaparición de miles en zonas del oeste de Alemania sumado a algunas regiones de Bélgica, Holanda y Luxemburgo.

Por el momento, existen teorías de especialistas que responsabilizan al cambio climático y otras que apuntan a una falta de preparación ante una contingencia que podría haberse previsto. No obstante, todos coinciden en que la cantidad de agua que cayó y el tiempo por el que se prolongaron las precipitaciones no tiene precedentes inclusive para las zonas afectadas, acostumbradas a recibir fuertes lluvias e inundaciones menores. 

Cambio climático ¿es la causa principal?

Desde que comenzó la era industrial, el planeta se ha calentado aproximadamente 1,2ºC y, según indican los especialistas, la temperatura global seguirá aumentando a menos que los estados tomen medidas concretas para reducir las emisiones de CO2. Una de las consecuencias de esto es el calentamiento de la atmósfera, lo que aumenta la concentración de vapor en las concentraciones de aire generando, a su vez, mayor probabilidad de lluvias extremas.

A esto se refirió Thomas Endrulat, del Servicio Meteorológico de Alemania, en diálogo con la agencia de noticias Reuters: "Eventos climáticos como este ocurren de vez en cuando. Pero ahora, con el calentamiento general del clima y el aumento de las temperaturas, las masas de aire pueden contener cada vez más vapor de agua", explicó el meteorólogo. "Por lo tanto, cuando se produce esta congestión, se está exprimiendo más agua de esta esponja de nube por culpa del cambio climático", definió.

Consultado acerca de una eventual falla en los protocolos de advertencia por parte de las autoridades, el experto aseguró que "las advertencias llegaron a tiempo" pero que lo acontecido depende de factores ambientales complejos como la historia y saturación del suelo. Además, indicó que el estado de las represas y embalses no era el adecuado; "esas circunstancias siempre difieren. Y por eso es mucho más complicado que un simple pronóstico del tiempo", analizó.

Endrulat añadió que el factor tiempo y la respuesta de las personas que habitan las zonas de riesgo también son conceptos clave para comprender el impacto del desastre provocado por los diluvios en Europa: "si algo así ocurre por la noche, si la gente no sabe qué significan las sirenas o si es complicado llegar a ellos a través de los medios de comunicación", explicó.

Las alertas llegaron, pero no fueron suficientes

En medio del desastre, algunos medios de comunicación alemanes apuntaron a la falta de preparación ante las grandes precipitaciones. "Los analistas emitieron alertas y, sin embargo, las advertencias no fueron tomadas en serio y los preparativos resultaron insuficientes", aseguró Hannah Cloke, profesora de hidrología en la Universidad de Reading en el Reino Unido.

Por su parte, el presidente de la región alemana de Westfalia, Armin Laschet, destacó que el Rin (uno de los ríos desbordados por las fuertes lluvias) está "acostumbrado" a las inundaciones, por lo que el problema estuvo en los afluentes. En efecto, las precipitaciones aumentaron a niveles inéditos los cuadales de los pequeños ríos, que rápidamente desbordaron y el agua avasalló las orillas.

Hasta ahora, las cifras oficiales indican que se han contabilizado 150 muertos entre Alemania y Bélgica. A esto se suman más de 1.000 personas desaparecidas y decenas de miles evacuadas. Se estima que las pérdidas de edificios, viviendas e infraestructura tardarían más de un año en ser recuperadas.