|08/02/21 07:48 AM

Faltantes de productos y aumentos de casi el 40% en la canasta básica

La compra que puede realizar una familia de forma mensual ha sufrido un incremento en dos meses

Por la pandemia de coronavirus y la crisis que se atraviesa mucha gente se limitó a comprar lo justo y necesario para poder transitar los meses de aislamiento.

Los alimentos son los que más aumento han sufrido en el último tiempo además de que se registran faltantes de varios productos básicos. En poco más de dos meses el incremento en la compra mensual se vio reflejado en casi un 40% con respecto a iguales productos.

Generalmente cuando aumentan los precios de producción, es debido a un aumento en los valores de las materias primas, de la mano de obra o a la suba en los impuestos, lo que provoca que los productores suban los precios y de allí se refleja en el bolsillo de los consumidores.

Luego de 2020, donde el comportamiento de precios en alimentos, bebidas y artículos de limpieza superó el índice de la inflación con el 45%, el aumento en la Canasta Básica se sintió.

Muchas personas aprovechan para realizar la compra de manera mensual, para llevar una forma más ordenada de su economía y para poder tenerlo necesario indispensable, yendo a mayoristas donde los precios suelen ser mucho más bajos que en un almacén de barrio o en un supermercado.

Los mayores incrementos se dieron en productos de limpieza en un 15%, en productos de almacén 18%, mientras que harinas, aceites y yerba son estos productos de los que prácticamente no hay stock de reposición, situación que ya se nota con la escasez en las góndolas.

El Gobierno sumó desde hace unos días el acuerdo con la carne en la que se comercializan diez cortes a precios populares en la que se puede adquirir hasta fines de marzo a los siguientes precios, las costillas: $399; vacío $499; matambre $549; tapa de asado $429; cuadrada/bola de lomo $489; carnaza $359; falda $229; roastbeef $399; carne molida $265 y espinazo $110.

 

Palabra de un economista

Con respecto a la situación económica del país El Ciudadano contactó al economista Daniel Garro, CEO y Socio de la consultora Value International Group, sobre el balance del 2020 y de lo que se espera para el 2020.

Sobre el año que acaba de culminar Garro indicó: “Fue nefasto, más allá de lo que aportó la pandemia para que sea un año malo en materia económica fue malo” y agregó: “Sin pandemia hubiera sido igual, no los mismos niveles, pero malo”.

“Al Gobierno le sirvió para poder poner la basura debajo de la alfombra y hacerle creer a muchos que la pandemia ha sido la causante de la crisis económica, lo mismo en el año 2021”.

Si no se vienen las restricciones fuertes, este año va mostrar unos números positivos con respecto al año pasado, en el primer mes del 2021 muestra una continuidad del 2020”.

 

Con los niveles de endeudamiento, a partir del 2025 Argentina va a entrar en default, porque los acuerdos se hicieron para que este Gobierno pudiera estar un poco más tranquilo”, aseveró el economista.

 

“Con respecto al año en curso hay una pequeña paz de los cementerios en la materia cambiaria y el tipo de cambio va a demostrar la realidad de la historia ya que se hace cada vez más insoportable la presión tributaria, hay un nivel de actividad económica cada vez peor y con una proyección de inflación cada vez más alta”, indicó Garro.

Y agregó: “Lo que va a suceder es que este año no va a haber grandes modificaciones, más allá que estadísticamente puede surgir un número positivo con respecto al 2020 que fue un año nefasto, ya que la perspectiva de inflación es cada vez más alta”, cerró el economista.

 

Precios de alimentos

El Ciudadano realizó un relevamiento de precios en un mayorista para comparar lo que cuesta ahora y lo que salía a fines del 2020 realizar la compra mensual de los productos de la casa.

El comparativo de precios es por unidad y en el caso de ser por peso se contabiliza el precio por kilo. Esta escala de valores representa un aumento de casi el 40% con respecto a diciembre.