Argentina
Guaymallén, Mendoza, Argentina

Para Guzmán, "era esperable" el rechazo de los acreedores de deuda

El ministro de Economía, lanzó que “no se podía pagar nada, con el coronavirus menos aún"

Por Redacción

El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó hoy que “eran esperables” las expresiones de rechazo de grupos de acreedores a la oferta argentina para renegociar la deuda emitida bajo legislación extranjera. .

Guzmán enmarcó estas críticas en “un proceso en el cual la otra parte busca presionar para que la Argentina ofrezca más, pero ofrecer más no se puede porque no es sostenible y eso es algo que no vamos a hacer”, en declaraciones a radio El Destape.

Además, el ministro de Economía, negocia con el FMI postergar pagos de capital por tres años. Guzmán reiteró hoy que la Argentina “ya está en una situación de virtual default” y sostuvo que “buscamos tener un programa nuevo con el FMI que implique no tener que pagarle nada de capital en los próximos tres años”.

“Pero ya considerábamos que la economía estaba en virtual default. Entonces no es que Argentina hoy tiene acceso al mercado de crédito internacional y entonces luego de no poder hacer frente a los pagos de deuda que se vienen en los próximos días va a perder ese acceso. No, eso no es así, Argentina ya no tiene acceso al mercado de crédito internacional y eso va a seguir ocurriendo pase lo que pase”, agregó.

Mañana, 22 de abril vencen, los bonos Globales 2021, 2026 y 2046. Se trata de tres papeles en moneda extranjera y regidos por tribunales del exterior. Se trata, entonces, de vencimientos de papeles que están dentro de la propuesta de reestructuración de deuda que fue presentada la semana pasada.

En una extensa entrevista, el titular del palacio de Hacienda dijo que la crisis sanitaria por el coronavirus COVID-19 no tuvo un impacto tan grande en la renegociación de deuda.

“Ya no se podía pagar nada, con el coronavirus menos aún. Pero menos que nada también es nada, con lo que en los escenarios de corto plazo tampoco hay grandes cambios”, dijo.

Respecto de la propuesta para la reestructuración de la deuda, el ministro se refirió a la respuesta de los principales grupos de bonistas, que rechazaron por unilaterales e insuficientes a los términos ofrecidos.

“Nosotros lo que proponemos es algo absolutamente serio, es razonable, sobre la base de la buena fe. Y es razonable porque estamos tomando un compromiso que podemos cumplir al mismo tiempo que cumplimos con el compromiso más importante que es proteger a las argentinas y a los argentinos. Las expresiones de rechazo en algún sentido eran esperables. También es parte de lo que es un proceso en el que la otra parte busca presionar para que Argentina ofrezca más, pero como digo, no se puede. Porque ofrecer más no es sostenible y nosotros eso es algo que no vamos a hacer”, dijo Guzmán.

Más aún, sugirió que la oferta no tiene espacio para una negociación.

“La oferta es la que es. Ya está en la comisión nacional de valores de los EE.UU. y es el producto del entendimiento al que hemos llegado después las conversaciones y negociaciones que hemos tenido. De las cuales, insisto, no es que hubo acuerdo porque ellos están pidiendo algo que es simplemente insostenible", aseguró el ministro. “Uno de los grupos presentó una oferta que implica cero quita de interés y cero quita de capital, simplemente reacomodar pagos de intereses en el tiempo. Era algo absolutamente insostenible que hubiera llevado a una dinámica de deuda que el país no puede enfrentar, que no puede sostener en el tiempo. De modo que esta es la oferta, esto es sobre lo que hay que decidir”, insistió.