|01/12/21 03:25 PM

Papá Noel: cómo elegir el juguete acorde a la edad del niño

Comenzó diciembre y muchos niños están por escribir su cartita para Navidad. Te dejamos las opciones para los más pequeños de la familia

Por Redacción

Con la llegada de diciembre muchos niños se ilusionan con escribir la cartita para Papá Noel, ocasión especial y fundamental para pedirle lo que muchas veces soñaron con obtener, y en la medida de posible, gratis.

Con ilusión a cuesta y las ganas de los más pequeños de la casa, muchos de los juguetes, de los que quizás vieron por televisión o en alguna publicidad de internet, son acordes a la edad, pero otros no se adecuan a la edad del niño.

Es muy importante que la elección del juguete vaya acorde a la edad del niño, pues en cada etapa de desarrollo tiene habilidades y destrezas diferentes. Si le damos a un niño pequeño un juguete para uno de mayor edad, puede sentirse frustrado y no lo usará. En el caso contrario, si le regalamos un juguete para pequeños a uno mayor se aburrirá y acabará dejándolo de lado.

Por ello es que desde la Asociación Argentina de Juguetes y Afines (AADEJA) compartieron una guía para que sea más sencillo orientarse y que la elección del juguete sea adecuada para el desarrollo evolutivo del niño que lo recibe.

Guía orientativa

Recién nacidos:

Es importante facilitarles juguetes que desarrollen los sentidos o que tengan imágenes de alto contraste. Podrían ser:

  • Objetos musicales con sonidos suaves como los de la naturaleza
  • Canciones de cuna que pueden adosarse a la cuna, moisés o el cochecito.

Proyectores con imágenes que pueden tener movimientos suaves, que ayudan a estimular la visión y al mismo tiempo relajan para dormir. Trapitos y muñecos de apego. Estos objetos ayudan a aliviar la separación corporal con la madre. No se imponen, ellos eligen con total libertad cuál desean. Necesitan que conserven su olor y textura. 

De 6 a 9 meses 

Los chicos empiezan a sentarse, con lo cual los juegos de apilar y tirar, libritos blandos de tela o plástico, para chupar y jugar en el agua son buenas opciones. Como también lo pueden ser los juegos con luces y sonidos como los multiactividades que se enganchan de la cuna o cochecito.

Son un gran estímulo, viso – motriz, de lenguaje y cognitivos. También los mordillos son adecuados.

De 9 a 12 meses

Comienzan los desplazamientos, el interés por querer pararse y el gateo. En esta etapa se suman al juego, pelotas blandas, vehículos y otros juguetes que con el sonido pueden estimular la búsqueda de los mismos.

Las figuras con volumen, para encastrar una dentro de otra o apilar son ideales en esta etapa. Los instrumentos también estimulan la motricidad fina. Los libros con imágenes nítidas de uno o 4 objetos, permiten estimular el lenguaje enseñando sonidos de animalitos, o el nombre de los colores u objetos que un día y de repente nombrará por sí mismo. 

1 a 2 años

Los niños ya empiezan sus primeros pasos y los juguetes de arrastre, andadores, caminadores, pata pata, con actividades motrices o sin ellas, son importantes para colaborar en esta etapa.

Además, su vocabulario comienza a enriquecerse gracias al estímulo que recibe de la familia a su alrededor, por lo cual los libros también se convierten en piezas muy importantes.

Los juguetes de seriación, los apilables, los discos encastrables, los que se guardan uno dentro de otro, son ideales en esta etapa. 

2 a 3 años 

Los muñecos, muñecas, bebotes y títeres son una gran opción para esta edad, ya que comienzan a ponerlos en situación. Como también, juegos de rol, como ser doctor, cocina, comidas, veterinaria.

Bajo supervisión de un adulto pueden jugar con masa, crayones y dáctilo pintura, estimulando la motricidad fina, la creatividad y la autoestima por el logro de producir sus propias obras de arte. Los juegos de asociación, memo test, recorridos de colores.

Disfrutan de estar con otros niños, aprendiendo reglas sociales simples, aprenden a respetar el turno y ya nombran las imágenes por su nombre. 

De 3 a 5 años

A esa edad ya se incorporan las letras del abecedario, y ya conocen los números, juegos de tablero simples. Juegos de asociación de imagen y números o palabras. Los libros que incorporan frases, los que reemplazan palabras por dibujos, los rompecabezas con más de 24 piezas.

También las figuras de acción. Construcciones con bloques de 4 cm aproximadamente o más. En todas las versiones de encastre o apoyo. Enhebrados, encastres y ensartados.

Todos los accesorios y juguetes que permiten imitar la vida cotidiana (juegos de rol) como:

  • Cocinas
  • Vehículos
  • Garajes
  • Pistas
  • Estaciones de bomberos
  • Pizarras
  • Casas de muñecas
  • Figuras encastrables para armar escenarios
  • Disfraces
  • Juegos de carpintería, de doctor, veterinaria, peluquería, supermercado

Además, los triciclos, bicicletas de equilibrio, monopatines, autos a batería, etc. empiezan a tomar protagonismo. Pelotas livianas que imitan diferentes deportes, paletas, raquetas, bowling, aros de básquet, arcos de fútbol, palos de golf, de hockey.

De 5 a 8 años

Esta etapa se caracteriza por la alfabetización con inicio del preescolar: libros con cuentos cortos, con oraciones a completar con pictogramas, libros de actividades, juegos de mesa y sociales, juegos de desafío intelectual como Sudoku de números, Adivina quién, Chancho va, damas, dígalo con mímica, tutifruti, de recorridos, ludos, dados, Dominó de puntos, batalla naval.

Las figuras de acción y los juegos de artes y manualidades también son protagonistas.

Las tablets, celulares y consolas son además una alternativa a través de la cual los chicos pueden interactuar con sonidos e imágenes, aprovechando la inmensa cantidad de aplicaciones que existen y que se adecuan a diferentes edades correspondientes. “Las tablets no son un sustituto de los juguetes sino un complemento cuando se usan de forma correcta y con la supervisión de un adulto responsable.”indicaron desde AADEJA.

TAGS