|07/01/22 03:50 PM

Cambió su DNI a "Eduarda Horacia" porque no podía acercarse a su hija

El hombre explicó que el cambio de sexo implicaría que ahora su expareja no podrá hacerle más denuncias por violencia de género

Por Redacción

Un hombre de Neuquén decidió cambiar el nombre de su DNI a Eduarda Horacia Becerra. Según trascendió, el motivo del cambio sería desligarse de complicaciones judiciales producto de denuncias realizadas por su expareja por violencia de género.

La situación generó el rechazo de algunas entidades, como por ejemplo, de la Subsecretaría de Diversidad de Neuquén, dependiente del Ministerio de Mujeres y Diversidad, que criticó el mal uso de la Ley de Identidad de género.

A su vez, el organismo provincial aseguró que esta modificación no le garantizaría poder ver a su hija, ya que el sujeto habría sido denunciado por su expareja y posee una orden de restricción judicial contra su exnovia.

La idea nació cuando el hombre le consultó a su abogado si era factible que lo representara mejor siendo mujer en vez de hombre. Así fue como el profesional le dio el visto bueno, por lo que optó por poner en marcha su plan, según informa el sitio TN.

 

¿Qué dijo Becerra?

Este insólito hecho fue corroborado por el propio Becerra, quien afirmó que "siempre tuvo todas en contra por ser varón". Una vez tomada la decisión de cambiar su identidad, el sujeto indicó que "así que fui, hice los trámites de cambio de género y le dije (al abogado): 'Representame como mamá'". 

Según el hombre, el cambio de sexo implicaría que su expareja no podría seguir denunciándolo por violencia de género y que en caso de que así fuera, debería presentar pruebas concretas: "Ahora somos dos mamás", expresó.

En medio de las críticas que recibió, el sujeto sostuvo que "yo quería con todo anhelo ser mujer para ver a mi hija. Quiero tener los mismos derechos que la mamá".

 

Repudian el mal uso de la Ley de Identidad de Género

Desde la Subsecretaría de Diversidad de Neuquén comunicaron que "repudiamos enfáticamente la acción realizada por una persona que reconoce haber modificado su género con el único fin de volver a contactarse con su hija".

En tanto, Mariana González, abogada y asesora judicial de dicha entidad, agregó que "conductas como la señalada constituyen una afrenta a los derechos humanos reconocidos por la ley. Además, alteran los valores que sostienen la normativa generando una distorsión que no debe ser permitida ni tolerada por los órganos de aplicación".

Por último, Alejandra Rodríguez Carrera, directora General de Promoción de Derechos, dijo que "este tipo de actos constituyen una degradación a la historia y las acciones sostenidas históricamente por el colectivo LGBT+".