|24/11/21 11:25 AM

¿Qué número es el vino en la quiniela?

En el marco del Día del Vino argentino, te contamos que cifra es la que tiene aparejada esta bebida en el famoso juego de lotería. El 'número de la suerte' está dentro de la 'Clásica tabla de los sueños' y su significado para la quiniela

Por Redacción

Cada 24 de noviembre se celebra el Día del Vino en la Argentina y la ocasión resulta más que apta para todos aquellos jugadores quinieleros que quieran revisar las diferentes tablas con anclajes de números y significado, buscando obtener alguno que 'inspire' para la ocasión.

 

¿Qué número es ‘El vino’ en la quiniela?

Para jugarle a ‘El vino’ en la quiniela solo basta con remitirse a la 'Clásica tabla de los sueños' y su significado.

En dicha nómina el ‘número de la suerte’ que acompaña a la declarada bebida nacional, es el 45.

Otra de las jugadas alternativas a tener en cuenta para aquellos apostadores de la quiniela y teniendo en cuenta al vino, puede ser jugarle a ‘La botella’.

 

¿Por qué se celebra el 24 de noviembre el Día del Vino argentino?

Cada 24 de noviembre se celebra en Argentina el Día del Vino debido a la declaración de este brebaje, como Bebida Nacional.

Fue en el 2010 y por un decreto presidencial, donde quedó establecida en un principio la fecha y luego en 2013, la efeméride fue aprobada por unanimidad en el Congreso y declarada ley.

Desde ese momento, todos los años se conmemora, recuerda, destaca y celebra el valor cultural que tiene estaba bebida y la vitivinicultura, el fuerte arraigo con la tierra y la identidad de los argentinos que se ha gestado a partir de esta producción.

Tan importante es esta bebida para nuestro país, que Argentina es el más destacado en la producción de vino de toda América del Sur, además de estar adentro de la lista de los 10 estados vitivinícolas más importantes a nivel mundial.

Argentina fue el primer país del mundo declarar al vino como Bebida Nacional.

Desde Jujuy hasta la Patagonia, Argentina tiene más de 230.000 hectáreas cultivadas con vid. Nuestro país, que consta de diversos suelos, climas y características culturales, hacen que esta bebida logre su máxima expresión; mucho más allá del mero líquido que se encuentra dentro de cada botella.