|30/11/21 02:35 PM

Papá de Lucio: "El maltrato venía de hace tiempo y no lo pudimos ver"

Cristian Dupuy habló y dio detalles de cómo se desarrolló el velorio de su hijo, donde aseguró que lo vio "todo golpeado"

Por Redacción

El padre de Lucio, Cristian Dupuy, volvió a hablar públicamente luego del velorio de su hijo, donde aseguró que lo vio "todo golpeado".

"Tenía unos deditos marcados, moretones separados (en la cara) y creo que está claro que fue una piña o una cachetada", describió con pesar el hombre y contó que a los presentes en el sepelio les pidió que miren al pequeño para "que vean cómo me sacaron a mi hijo".

En diálogo con Nosotros a la mañana, indicó que aún no logra entender lo que ocurrió: "No me imaginé que era parte del maltrato. Si bien Lucio a veces aparecía lastimado o marcado, yo creía que se había pegado con algo, porque me lo decía él".

"El maltrato venía de hace tiempo y lastimosamente no lo pudimos ver", confesó.

En los últimos cuatro meses, el menor ingresó cinco veces a nosocomios de la zona (tres de estas visitas fueron realizadas al Hospital Evita, de Santa Rosa): "Eso te da un indicio de que el nene no era cuidado como corresponde. Yo tengo dos entradas al hospital en toda mi vida".

Indicó, en tanto, que la relación con Magdalena Espósito Valenti nunca fue constante. Cristian contó que la mujer dejó a su hijo al cuidado de su hermano, "desapareció un tiempo y luego volvió reclamando por él. Yo seguía trabajando allá (en Buenos Aires), hasta que no aguanté más y me vine (a La Pampa) en una motito".

 

El caso

Todo ocurrió durante la madrugada del sábado 27 de noviembre, cuando Espósito llevó al pequeño Lucio convulsionando a una sede policial, de La Pampa. Si bien le hicieron RCP, procedieron a trasladarlo al Hospital Evita, donde el niño no resistió y perdió la vida.

Luego de realizada la autopsia, el médico forense Juan Carlos Toulouse confirmó que murió por los varios traumatismos que tenía. Además, sufrió hemorragia interna, dos indicios que muestran que fue brutalmente golpeado.

En este sentido y, como publicaron medios locales, una fuente que pudo presenciar la autopsia reveló que el niño “tenía mordeduras, quemaduras de cigarrillos, golpes con objetos contundentes, de todo. Nunca vi algo parecido”.

Además, en el nosocomio, los médicos constataron que el nene tenía sangre en la boca y hematomas en varias partes del cuerpo. El más notorio estaba en el glúteo derecho. También tenía una marca de zapatilla en la espalda, “como si lo hubiesen pisado”, dijo la misma fuente.

Por el atroz crimen, se encuentran arrestadas la madre de Lucio, de 24 años, y su actual pareja, Abigail Páez, de 27 años. Ambas arriesgan penas de prisión perpetua

 

TAGS