|20/11/21 07:55 PM

Lucas González | Se entregaron los tres policías acusados por el crimen

Los implicados fueron trasladados a un calabozo, a pocas horas de conocer los resultados de la autopsia. Serán indagados entre el domingo y el lunes

Por Redacción

Un solo día, muchas novedades. Después de haber pedido la orden de detención de los policías que asesinaron a Lucas González y sus posteriores indagatorias, finalmente los agentes se entregaron a la Justicia este sábado por la tarde y ya fueron trasladados.

Esto sucedió luego de que el juez Martín Del Viso firmara la orden de detención inmediata que había solicitado el fiscal Leonel Gómez Barbella. Con una diferencia de horas, este mismo sábado también se dio a conocer el informe preliminar de la autopsia del joven, que confirmó que murió por el disparo que recibió en la cabeza, lo que atravesó su cráneo y le produjo una hemorragia interna.

Los policías Gabriel Isassi, Fabián López y José Nievas quedaron detenidos y fueron llevados a un calabozo en la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal en Villa Lugano, a cuatro días del terrible y estremecedor hecho.

Según indicó el abogado de los efectivos, Alfredo Oliván, a Infobae, "se entregaron y están detenidos". A ello agregó: "Ahora quiero ver de qué se trata la prueba que están produciendo, ya que nos interesa declarar y ponernos a disposición de la Justicia".

Mientras tanto, se procedió al allanamiento de sus viviendas y serán indagados entre el domingo y el lunes, como también al análisis Dermotest para extraer residuos de pólvora de sus manos. Además se harán pericias balísticas.

Si bien la carátula oficial era la de homicidio agravado por haber sido perpetrado por miembros de las fuerzas policiales abusando de sus funciones", los acusados podrían enfrentarse a la calificación de "doblemente agravado", agregando la alevosía por el estado de indefensión de los chicos, que prevé una pena de prisión perpetua.

Cabe recordar que los jóvenes fueron sobreseídos el viernes y el Juzgado de Menores N° 4 indicó que son víctimas y no sospechosos. El mismo día se pidió la detención de los implicados en el crimen del joven futbolista de Barracas Central, pero recién se firmó este sábado. Sin embargo, no se procedió porque los policías se entregaron por su cuenta.

También este sábado el abogado de la familia, Gregorio Dalbón, anunció que pedirá juicio político para el primer juez que intervino, Alejandro Cilleruelo, para que sea destituido por dejar en libertad a los acusados.

Estamos hablando de tres asesinos. No estamos hablando de la Policía.

El letrado enfatizó en que son tres asesinos que trabajaban como policías, "que debían cuidarnos y lo que hicieron fue asesinar a Lucas y destruir una familia". Por su parte, el ministro de Justicia y Seguridad Marcelo D’Alessandro -también presente en conferencia de prensa- sentenció: "estamos hablando de tres personas que tendrán que dar explicaciones a la Justicia. No estamos hablando de la Policía o la institución policial".

En tanto, este sábado también se realizaba el velatorio de Lucas y el lunes, familiares, amigos y allegados harán una marcha para pedir Justicia.