|25/12/20 09:02 AM

La familia despidió a Florencia Romano en secreto

Los restos de la joven asesinada fueron cremados luego de la autopsia realizada por el Cuerpo Médico Forense

En estricto secreto y mucha intimidad fueron despedidos los restos de Florencia Romano por sus padres y familia más cercana.

Fue en una ceremonia privada que los padres y amigos más allegados tuvieron el momento final con la joven de 14 años asesinada en el departamento de Maipú.

Recordemos que la Justicia retuvo el cadáver de la joven, ya que se tuvieron que realizar las pericias en el Cuerpo Médico Forense.

La joven Florencia Romano.

Los familiares decidieron que los restos de Florencia fueran cremados, y luego de la autopsia correspondiente, las cenizas llegaron a manos de su madre el jueves 24.

Es por eso que en horas de la tarde noche del jueves la familia Romano pudo darle el último adiós en un estricto secreto, ya que no querían que los medios de comunicación ni personas ajenas se acercaran hasta el lugar.

Incluso las autoridades judiciales que conocían este evento íntimo y familiar también guardaron silencio sobre la situación.

La mamá de Florencia publicó un mensaje a través de las redes sociales en agradecimiento para todas las personas que colaboraron en la búsqueda de su hija. "Que Dios bendiga a todas las familias de Mendoza que me apoyaron", escribió.

 

Datos de la causa

El Cuerpo Médico Forense ya entregó a la familia y a la justicia el informe preliminar de la autopsia sobre el cuerpo de Florencia Romano.

En la misma se determinó que Florencia presentaba un corte de unos 8 centímetros a la altura del cuello, específicamente sobre la yugular y ahora se tratará de especificar, luego de los estudios sobre los órganos blandos, si ese fue el motivo de la muerte.

Además tenía un golpe muy fuerte en la zona del cráneo, que aparentemente fue realizado con un objeto contundente, y otro en la cara a la altura del tabique de la nariz.

Con todos estos datos, más los testimonios de testigos, la fiscal Claudia Ríos tiene el difícil trabajo de determinar las últimas horas de vida de Florencia y como actuaron los imputados.

El primero de ellos es Pablo Arancibia de 33 años, quien se encuentra detenido con prisión preventiva hasta el próximo 29 de diciembre cuando se realice la audiencia. Es el principal sospechoso de haber cometido el femicidio de Florencia

Por otro lado, su pareja fue liberada en las últimas horas luego de que la misma fiscalía no contara con las pruebas necesarias para mantenerla detenida. De hecho la defensa de Micaela Méndez pudo aportar imágenes en donde se comprobaría que no estaba en el domicilio del pasaje Berra de Maipú al momento del crimen.

Para finalizar, otra de las implicadas es la operadora del 911, una mujer de apellido Herrera, que cortó la llamada de advertencia de un vecino de Arancibia sobre un hecho de violencia de género.

La justicia la imputó por abandono de persona y le abrió un sumario administrativo.