|27/05/20 02:39 PM

Odontólogos argentinos se desnudaron y piden soluciones para el sector

Odontólogos rosarinos emularon un reclamo de colegas franceses para pedir por materiales y protecciones para poder trabajar durante la pandemia. Te contamos cuál es la realidad del sector en nuestro país y en Mendoza

Una de las actividades que más ha sufrido el efecto del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) es la odontología.

Hace algunos días, odontólogos de Rosario se plegaron a una iniciativa que tuvieron inicialmente colegas suyos en Francia y que consistió en sacarse fotos semidesnudos con carteles de protesta por la falta de trabajo e insumos acordes a los tiempos de pandemia y reclamando al mismo tiempo por soluciones para paliar el complejo momento que atraviesan desde ese rubro, dedicado al día hoy específicamente a las emergencias. Naturalmente, con solo ese tipo de trabajos, los odontólogos no pueden costear sus gastos, alquileres, comida, etc.

Los trabajadores de este rubro se sienten abandonados por el estado nacional y provincial. Desde hace prácticamente 70 días, atienden solo urgencias y muchos se encuentran viviendo de sus ahorros. Además, al no ser monotributistas de categorías bajas no pueden ingresar en las medidas de emergencias planeadas por el Gobierno.

El video que recorre las redes sociales:

David, un odontólogo que conversó con ElTresTV, destacó que “la iniciativa de mostrarse desnudos, surgió ante un gran fracaso de las cartas, medios legales, reuniones con diputados, reuniones con instituciones que nos representan”.

"No quiero tener que cerrar mi consultorio", "Sin ley arancelaria, no hay odontología digna", son algunas de las frases que se leen en los carteles de los profesionales que forman parte del video.

Odontólogos, obras sociales y polémica

Alejandro Kalb, Presidente del Círculo Odontológico de Mendoza, explicó a El Ciudadano que la situación en la provincia no difiere de la del resto del país.

Solo se pueden resolver urgencias y emergencias odontológicas, lo que inhabilita a hacer las atenciones de odontología general. “Esto ha generado una situación crítica económica dentro del sector, que no está recibiendo ingresos”, agregó.

“Las obras sociales y prepagas tienen aranceles atrasados en los que respecta a las últimas negociaciones que se produjeron en el sector. Los odontólogos pretendemos tener unos aranceles dignos para la atención y hasta que estos no se consigan, tampoco pretendemos atender por migajas”, reflexionó Kalb.

“Los Círculos Odontológicos y la Federación Odontológica están trabajando en conseguir los aranceles que pretendemos para el momento en el que el Ministerio se expida y se produzca la atención liberada podamos tener aranceles dignos”, remarcó el Presidente del Círculo Odontológico de Mendoza.

Protocolo de atención y costos

“A esto va sumado el aumento que se ha producido en los insumos odontológicos, el gasto que requiere todo este nuevo sistema de atención, donde se atiende de una forma diferenciada, con mayor protección para el paciente, el profesional, lo que tiene que ver también con la desinfección que se realiza y el nuevo paradigma de atención odontológica donde no hay pacientes en la sala de espera; todo esto hace que la calidad de atención sea diferente con valores diferentes y es por eso que estamos tan golpeados”, remarcó Kalb a este diario.

El protocolo de trabajo encareció los costos y siempre está latente el riesgo de contagio

El ‘Código COVID’

“Hoy se consiguió un nuevo ‘Código COVID’, en el que algunas obras sociales están realizando un pronto pago y otras no. Se están aceptando las que sí lo están haciendo y con las otras se realiza la atención de forma particular” explicó el Presidente del Círculo Odontológico de Mendoza.

“Este código se negocios con las obras sociales para un aumento de sustancial de la atención”, detalló el especialista.

La situación en Mendoza

“Entre un 30 y un 40% de los odontólogos de Mendoza, están ejerciendo la atención de urgencias odontológicas. El resto ha decidido que si no lo hace de forma particular, no hacerlo y esperar a las negociaciones de las obras sociales”, cerró Kalb en diálogo con El Ciudadano.