|16/10/21 02:07 PM

Detienen a azafata por contrabandear más de USD 200.000 en oro y joyas

Las autoridades confiscaron relojes originales, elementos de oro y dinero en efectivo, entre otros bienes que la mujer quería llevar a Miami

Por Redacción

La Policía de Seguridad Aeroportuaria demoró a la empleada de la aerolínea American Airlines Laura S., que embarcaba en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza para viajar a Miami con objetos valuados en USD 212.363. Según intentó justificar la mujer de 58 años, se trataba de "parte de una herencia familiar" que quería guardar en una caja de seguridad en Estados Unidos.

Entre los bienes, que la azafata llevaba en su bolso de mano y fueron confiscados por la PSA luego de la revisión en la cinta de la máquina de rayos X, se encontraban tres lingotes de oro de 250 gramos cada uno; dos relojes de marca Audemars Piguet y Rolex; un collar dorado, un brazalete, aros, tres pulseras, anillos, monedas y 11.413 dólares.

El juez a cargo del caso, Marcelo Aguinsky, indicó que "de acuerdo a la prueba recolectada, es probable y posible que la maniobra descubierta haya tenido lugar en diversas ocasiones en el pasado". Asimismo, concedió a la mujer 48 horas para presentar la documentación que acreditara su posesión sobre los bienes.

Ante la intervención del magistrado, la sospechosa acusó que un amigo le guardaría lo que llevaba en el bolso debido a "la inseguridad que vive en su país", pero esto no pudo ser comprobado por las autoridades, que procedieron a detenerla y despojarla de dichas posesiones. Luego, fue procesada por el delito de intento de contrabando.

Objetos confiscados en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza

Ante las inconsistencias en el relato de la procesada, Aguinsky determinó que, como ella registra un promedio de aproximadamente 80 horas mensuales en vuelos internacionales, conoce las normas y está capacitada para hacer cumplir las reglas a los demás pasajeros.

En un peritaje de valuación de las joyas y elementos confiscados, un tasador y gemólogo del Banco Ciudad determinó, por ejemplo, que los relojes Rolex y Audemars Piguet eran originales y que algunos de los anillos eran de oro. A su vez, el juez accedió a información del teléfono celular de Laura S., sobre la cual elaboró la teoría de que esta no sería la primera vez en que la azafata viaja con mercadería sin declarar.

"El hecho de que lucra con este tipo de operaciones surge asimismo de sus conversaciones, ya sea cuando se presenta ante un nuevo cliente y estos le preguntan cuánto les costaría el servicio, como así también con los que viene trabajando desde hace años y ella les consulta quien se lo pagaría", afirma el magistrado en un fragmento del expediente judicial.

Objetos confiscados en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza