|28/07/21 06:41 PM

Advierten sobre nuevas consecuencias por el cambio climático

El meteorólogo Eduardo Banús habló con El Ciudadano y explicó por qué el mundo está en riesgo de llegar pronto a un límite de temperatura

Por Redacción

El cambio climático es una problemática mundial preocupante de la que no se toma real dimensión. Cada vez más probable que se alcance un límite de temperatura global clave en uno de los próximos cinco años.

Un nuevo estudio señala que para 2025 hay un 40% de probabilidad de que al menos un año sea 1,5 °C más caliente que el nivel de temperaturas anterior a la era industrial.

El especialista en cambio climático y meteorólogo, Eduardo Banús, habló con El Interactivo (lunes a viernes 12.30 por Facebook y YouTube de El Ciudadano) y explicó por qué el mundo está en riesgo de llegar pronto a un límite de temperatura. “Estamos viviendo el cambio climático. Cuando el público en general habla del cambio climático imagina olas gigantescas, pero no. Lo estamos transitando desde hace años y es algo que hay que tomar en cuenta", señaló.

En ese sentido, el especialista detalló: “La realidad es que el mundo vive con sequías e inundaciones que son diferentes olas a lo largo del tiempo. En algunos casos son más grandes que otras. Los episodios en el norte de Alemania y en Bélgica han sido monumentales, ya hay muchas voces que hablan de que la mano del cambio climático pasa la jugada dura al planeta. Explicaciones más cercanas son, por ejemplo, que en este momento la bajante del Paraná y la falta de lluvias en Argentina y en Brasil, que se debe al fenómeno denominado La Niña. Este fenómeno produce una disminución importante en ciertas regiones de lluvias en el mundo y por ende de nevadas. 

"También hay que entender que cuando la gente piensa que vivimos un proceso de cambio climático, primero hay que saber que existe lo que se denomina calentamiento global, y que eso induce al cambio climático. Pero eso no quiere decir que de un día para el otro todo el planeta esté más caliente. Lo que está empezando a ocurrir son alteraciones de los patrones históricos que teníamos, entonces cada vez resulta más difícil pronosticar algo con certeza y que esa certeza nos sirva para adelantarnos a algún fenómeno climático sin cometer errores".

-¿Hay punto de retorno con el cambio climático?

-"Por supuesto, pero la cosa es si todos vamos a empezar a pensar que lo hay que hacer lo tiene que hacer el otro no me preocupo. Los países tienen límites terrestres y aéreos, pero ¿el aire a quién le pide permiso para ir de un lugar a otro? Esto introduce complicadísimas acciones que deberían ser llevadas a cabo, pero puedo vivir al lado de un país que es ejemplo del cuidado del ambiente y rodeado de otros que no lo cumplen, entonces el resultado va a ser malo".

“Pasa el tiempo y desde que se aprobó el tratado de Quioto, hace muchos años, seguimos dando vueltas y no avanzamos. Diría sin temor que el planeta más o menos en promedio de temperatura ha aumentado entre 1,1 y 1,5° desde que se está calentando. Mientras más atrás vamos en años, la capacidad de calentamiento del planeta era menor. El planeta creció, la actividad industrial es gigantesca, la cantidad de población en el mundo es gigantesca y los bienes y servicios se multiplican sin parar".

“El problema más grave que los suelos cuando se congelaron capturaron todos los gases de efecto invernadero que estaban disponibles y todo eso es un aporte nuevo hacia la atmósfera que va a ayudar a calentar la Tierra. Nos damos cuenta de que declaraciones hay muchas, pero acciones no tantas. Avanza el mundo, la tecnología es mayor, la ciencia también pero el problema crítico que se plantea en casi todas las charlas es que hay una dicotomía desarrollo/cambio climático. Me tengo que desarrollar sin perjudicar al ambiente, pero también tengo que desarrollar acciones para limitar las cosas malas que se hicieron antes".

-¿Ve políticas de Estado entorno al ambiente?

-"Estos problemas que se pueden plantear en Argentina pasan en todos los países, en algunos con más incidencia y en otros con menos, los lobbys están todo el planeta. El lobby empresario de Estados Unidos cuando se retiró el Club de París planteaba un negacionismo de esto es una mentira, tengo la suerte de haber empezado a trabajar en cambio climático desde que se hizo la reunión en Casa Blanca con el presidente Bush padre y se hizo el anuncio mundial de que entrábamos en una época así. Después de eso cientos de reuniones científicas, conferencias me llevaron por diferentes partes del mundo, inclusive conferencias privadas por lo menos con 6 presidentes en este continente donde la realidad es que hay más conocimiento público sobre el tema. Hoy el efecto del Niño sigue funcionando pero pasó a primer plano el cambio climático, no es tan fácil inferir una cosa con la otra. Sin embargo, si el planeta está más caliente todos los otros fenómenos que existían de antemano serán peores. Se pronostican más sequías, más inundaciones y más intensas, más tormentas más intensas y más seguidas".