|19/11/20 02:02 PM

Suarez selló un acuerdo histórico: el traspaso de Potasio Río Colorado a Mendoza

El próximo paso será enviar a la Legislatura un proyecto de ley para refrendar el acuerdo alcanzado con Vale, dándole transparencia al proceso

Por Redacción

Mendoza firmó este jueves un acuerdo histórico: el traspaso de Potasio Río Colorado S.A., ex Vale. Se llevó a cabo en las oficinas Baker McKenzie, de Buenos Aires.

El gobernador Rodolfo Suarez fue el encargado de firmar la transferencia y estuvo acompañado por el ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié, y el subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú.

 

Esta mina fue indudablemente la gran oportunidad perdida de la década pasada de la provincia. El proyecto hubiera colocado a Mendoza en el mapa geopolítico internacional duplicando las exportaciones de la provincia e incrementando su PBG en casi un 20%.

Luego de parar las obras a principios de 2013, el costo más elevado fue el humano. Se produjo una gran cantidad de desempleados: fueron despedidos 6.000 trabajadores.

Con la transferencia, la provincia recuperará activos estratégicos de Potasio Río Colorado y se asegurará los costos de mantenimiento por 5 años, que no demandarán gastos de recursos públicos extra. De esta manera, se abrirá un período de negociaciones directas para generar empleo y dinamizar la economía provincial.

Suarez explicó que el paso que sigue es enviar a la Legislatura un proyecto de ley para refrendar el acuerdo alcanzado con Vale, dándole transparencia al proceso. El proyecto cuenta con todas las aprobaciones ambientales, que fueron votadas y aprobadas casi por unanimidad por los legisladores a través de la ley 7.775 el 11 de setiembre de 2007.

 

Antecedentes

  • El yacimiento fue descubierto por la minera TEA en 1978. En 2004, el proyecto arrancó gracias a la angloaustraliana Río Tinto. Cinco años después, Vale compró el proyecto (un yacimiento con una duración de unos cincuenta años) por US$ 850 millones.
  • El proyecto Potasio Río Colorado incluía obras en Mendoza, Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires. Se preveía inversiones por US$5.915 millones (de los que se desembolsaron cerca de US$ 2.000 millones).
  • En diciembre de 2012, se suspendieron las obras del proyecto para analizar su viabilidad financiera. La minera pidió al Gobierno argentino exenciones impositivas.
  • En febrero de 2013, reportó sus primeras pérdidas trimestrales en 10 años. Llevaban meses revisando el proyecto Río Colorado, cuyos costos se habían disparado por la inflación y los controles de cambio en Argentina.
  • El 11 de marzo de 2013, la empresa brasileña informó al Gobierno argentino que teniendo en cuenta el contexto macro económico, decidían suspender a modo definitivo el Proyecto Potasio Río Colorado.