Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|29/10/20 07:32 AM

Estatales de la provincia anuncian una huelga para el 4 de noviembre 

Exigen la apertura de paritarias en todos los sectores de la administración pública provincial, entes autárquicos, descentralizados, Salud y Desarrollo Social

El Frente de Gremios Estatales anunció en conferencia de prensa que el próximo miércoles 4 de noviembre llevarán a cabo un paro por 24 horas, que incluye una movilización desde la explanada del Hospital Central hasta la Casa de Gobierno.

De espaldas al emblemático edificio de la Legislatura, dirigentes de SUTE, ATE, APEL, Judiciales, UPJCM y FADIUNC se refirieron a la situación que atraviesan todos los trabajadores del Estado mendocino, colocando el acento en el sector de la salud, reprochando la actitud del Gobierno provincial de no entender y atender la cuestión salarial, la falta de diálogo con los trabajadores a través de la apertura de paritarias y la situación contractual y condiciones de trabajo de profesionales y no profesionales de la salud pública.

Motivos por los cuales los gremialistas han considerado realizar una medida de fuerza, que según indican, es parte de un “plan de lucha que se irá incrementando en la medida que no haya respuestas desde el gobierno”.

Pablo Massutti, secretario de educación del SUTE, fue uno de los voceros en la conferencia de prensa, quien dijo: “El frente de gremios estatales nos movilizaremos el próximo 4 de noviembre para reclamar por reapertura de paritarias, aumento salarial, tratamiento urgente de la situación de los trabajadores de la salud y el reconocimiento de los licenciados en Enfermería”. 

Al momento de detallar la visión de los gremios, expresó: “Nosotros vemos un abandono del Estado en todo lo que tiene que ver con el sostenimiento de la salud, la educación y la educación virtual. Por eso, nosotros estamos pidiendo paritarias salariales y no salariales por muchísimos problemas que tenemos. Sin embargo, la respuesta fue la imposición de una ley que privatice y precarice a la educación”.

Cuando se le consultó si quieren hablar de lo que sucede con la educación, respondió: “Sí, por supuesto, nosotros queremos discutir qué está pasando en el sistema educativo, los salarios, con las deudas, el aguinaldo y con el sostenimiento de celadoras y celadores. Además, de todos los trabajadores de las comunidades que no tienen para seguir estudiando. Por eso, nosotros pedimos más presupuesto para Educación y para Salud, que nuestro lema que repetiremos hasta que se le dé a estos dos sectores lo que les corresponde”.

Realizaremos movilizaciones para decirle al gobierno que queremos apertura de paritarias, el pago inmediato de todas las deudas, aumento y recomposición salarial. Por ello convocamos a todas las escuelas y a todos los trabajadores estatales en general para decirle al Gobierno que estamos de pie y que vamos a defender nuestros derechos como trabajadores y trabajadoras”, concluyó

 

La situación de los trabajadores de la salud, eje de la protesta 

La otra voz en la conferencia con los medios fue la de la secretaria adjunta de ATE, Adriana Iranzo, quien aclaró, “será un paro total del Estado, pero somos conscientes del difícil momento que se vive, donde creemos que la población y su salud es la prioridad, por lo que anunciamos vamos a dejar guardias mínimas de atención en los hospitales. De igual modo en ese cuidado, le decimos a la sociedad mendocina que vamos a estar marchando con protocolos, distanciamiento, barbijos y todo lo necesario para que no haya problemas con la aglomeración”.

Finalmente, sostuvo: “Queremos que se entienda y visibilice que los trabajadores tenemos necesidad que el Gobierno nos escuche. Los trabajadores estatales de Mendoza no dan más, están cobrando salarios muy por debajo de la canasta familiar. El Gobierno ya manifestó que este año no habrá paritarias y nosotros le decimos que no nos iremos de la calle. En salud se cumple un viejo pedido de pases a plante con cuenta gotas, con compañeros que están ganando entre $17.000 y $18.000. Prácticamente viven en los hospitales, contagiándose, sin poder pagar una obra social, ni estudios por lo que necesitan pasar a planta de forma urgente y perentoria”.