|09/11/21 12:52 PM

Controversia por las pruebas de aprendizaje en las escuelas

Mientras que la DGE afirma que servirán para mejorar la calidad educativa, el SUTE propone evaluar los "números del Gobierno" en materia de educación

Por Redacción

Tras el lanzamiento del primer Relevamiento Provincial de Aprendizajes en cuarto y quinto grado de la primaria, y segundo y tercer año del secundario, las miradas sobre la iniciativa difieren según vengan de la Dirección General de Escuelas o del sindicato que nuclea a los trabajadores de la educación.

En el programa En la mira de FM 91.7 la directora de Evaluación de Calidad Educativa Mercedes Monzón manifestó que estas pruebas de lengua y matemática, que se realizan on line a través de la plataforma GEM, permitirán que el Gobierno estandarice las evaluaciones y que los docentes creen sus propios instrumentos de evaluación.

El objetivo de la DGE es conocer qué aprendizajes adquirieron los alumnos, en especial, "los saberes prioritarios que se socializaron el año pasado durante la pandemia. Para conocer cómo quedaron los estudiantes luego de dos años complicados para el sistema educativo, cómo están preparándose, cómo vienen sus trayectorias de aprendizaje, dónde podemos apoyarnos e intervenir mejor y dónde están los espacios de batalla que requieren una ayuda extra".

Al respecto, la funcionaria resaltó: “Somos muy sensibles a la hora de presentar estas propuestas, porque el mensaje no es la evaluación en sí, sino que es un relevamiento que nos permitirá tener más información sobre un sistema educativo muy heterogéneo y con muchísima disparidad".

En ese sentido, Monzón reveló que "la expectativa es continuar con este plan provincial de información educativa, seguir proponiendo estrategias y mejoras de evaluación".

 

 

La postura del SUTE

Para el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) el Relevamiento Provincial de Aprendizajes "no parte de un diagnóstico serio, que en cualquier escuela uno puede encontrar".

"Una vez más, el Gobierno pone el acento en las fallas de los estudiantes, en las familias. Venimos de un año y medio donde la educación fue una catástrofe, los números de Mendoza deberían ser la primera evaluación a considerar", aseveró la especialista en educación Virginia Percarmona.

En vinculación a ellos, la referente del SUTE expuso que "hay 8 mil estudiantes que se quedaron fuera del sistema en el 2020, hay 3.500 estudiantes este año con riesgo de quedar fuera del sistema y hay 35 mil pibes con trayectorias débiles. Es decir, ya tienen el diagnóstico".

Además, la especialista en educación manifestó que "hay 200 trabajadoras de la educación que, supuestamente, tenían que reforzar a esos chicos y hace tres meses que no cobran. Esos son los números que habría que evaluar".

Por otra parte, Pesacarmona denunció que la falta de conectividad en la provincia afecta a los ámbitos educativos: "El primer problema que tuvieron fue el mismo que tenemos nosotros. En las escuelas no hay conectividad y ayer los pibes tuvieron que completar un formulario del GEM y se les caía la conexión. Ssí que no pudieron completar sus evaluaciones".