|28/08/19 07:46 AM

Taxistas y remiseros denuncian estar en camino a desaparecer por la crisis

El titular de APROTAM culpa de la situación al Estado, entre otros motivos, por no autorizar una nueva tarifa

Un duro momento vive el sector de transporte público constituido por taxis y remises. Según los propietarios de las unidades que prestan ese servicio, se hace insostenible la actividad, tanto en la mantención de unidades como en el pago de los trabajadores del volante. Y destacan que estos ya han comenzado a migrar hacia otras actividades ante los paupérrimos salarios.

Tanto la patronal como los trabajadores coinciden en el diagnóstico de por qué se llegó a esa situación: inflación, altos costos de insumos, presión impositiva, devaluación y la falta de actualización de la tarifa. También destacan que esta es la más baja del país. Eso, sin contar con el aumento sostenido de quienes realizan la actividad en forma informal, por lo que apuntan a los organismos de contralor del Gobierno por no contrarrestar al servicio “trucho”.

En ese sentido, el titular de Asociación de Propietarias de Taxis de Mendoza (APROTAM), Fernando Sáez, se mostró impotente cuando fue consultado por El Ciudadano respecto de la situación del sector. “Estamos muy preocupados, por eso entre nuestra cámara y el sindicato de taxis hemos pedido una reunión al Gobierno solicitando el aumento inmediato de la tarifa. No podemos esperar otro aumento de tarifa recién para el próximo año, porque no estamos en condiciones de hacerlo”, consideró. 

Y agregó que “la de Mendoza es la más baja del país y eso tiene como consecuencia directa, entre otras, que no nos alcance la plata para mantener nuestras unidades. Realmente es desesperante la situación que atravesamos los sectores formales de taxis y remises en la provincia”. 

Los trabajadores migran y no se puede renovar unidades 

De acuerdo a lo que detalló Sáez, algunos años atrás ser taxista implicaba un buen ingreso, pero eso hoy, no es así. “Los trabajadores del taxi en su gran mayoría están migrando a otras actividades. Al respecto, dicen las estadísticas que ya salió de nuestro sistema alrededor de un 20% en lo que va del año”, explicó.  

En cuanto a qué sucede con el resto, respondió que “los que no han podido hacerlo y se quedan, cuando se bajan del taxi hacen changas como albañiles, por ejemplo. Todos han llegado a esto porque la plata que reciben por trabajar conduciendo un taxi no les alcanza”.

El Ciudadano le preguntó si el duro momento permite cumplir con lo que dice la legislación vigente sobre el recambio de unidades, y al respecto dijo: “No, para nada. Todo lo referido a los autos, por supuesto que ni soñar renovarlos. No se puede hacer con los sostenidos aumentos y devaluación que van a la par, se nos hace imposible hacerlo”. 

Es otra consecuencia de no tener tarifa, donde en solo cuatro años nos han dado tres aumentos. Es de imaginarse que con la presión impositiva, aumentos de insumos, combustibles y devaluación, la tarifa es ínfima”, agregó.

Taxis ‘truchos’: “La culpa es del Estado”

Para el titular de APROTAM, es creciente el trabajo informal, algo que le cuestionan al Gobierno, y lo explicó diciendo que “el otro gran perjuicio sobre las espaldas de nuestro sector son los taxis y remises ‘truchos’, que siguen aumentando porque con la profundización de la crisis económica, con gente desesperada, sin trabajo, familia para mantener y con un vehículo, sale a trabajar en la informalidad. Es lo primero que hace, sacar su auto y trabajar”.

“Nosotros lo dijimos cuando en la Legislatura se trató la Ley de Movilidad, que la tenemos cuestionada en la Suprema Corte. Fuimos claros en aseverar lo que significaba una desregulación de nuestra actividad”, indicó.

Sáez señalo molesto que “nunca detuvieron este verdadero trabajo en negro y de gran evasión impositiva nacional, provincial y municipal. Por lo que en este periodo de gobierno, tanto los organismos nacionales como provinciales son absolutamente responsables de su crecimiento. Con el agravante de las plataformas, con un mismo cupo de gente que tenemos de población que usa este tipo de vehículo. En una palabra, con esta nueva legislación, con los “truchos” y con las plataformas, empujan a la destrucción del servicio de taxis y remises”.