|30/12/19 08:04 AM

Pasado el cimbrón de la minería, es hora de sancionar el Presupuesto

El gobernador Suarez podría verse en dificultades para sancionar la ley general de gastos, ante las dudas de una oposición que cuestiona los proyectos de endeudamiento

La gran conmoción social que produjeron las leyes 7.722 y 9.209 retrasó el inicio del tratamiento de los proyectos de Avalúo, Impositiva y de Presupuesto propiamente dicho. Normas muy necesarias para iniciar el primer año de gobierno de Rodolfo Suarez, a pesar de que la Nación ha retrasado una enormidad la sanción del Presupuesto del país.

La oposición, sobre todo el PJ, a pesar de que puso vasos comunicantes con la nueva Administración provincial, sigue negándose a tratar financiamientos y pone reparos con el Presupuesto por no conocer el estado de deuda que dejó Alfredo Cornejo.

Los proyectos ya están en la Legislatura, y tras la presentación generalizada ante diputados y senadores que hizo el ministro de Hacienda, Lisandro Negri, todos en el Poder Legislativo tienen los números. Estas son parte de la maraña de números que contiene el proyecto: en recursos corrientes $175,134 mil millones; recursos de la Provincia $83,963 mil millones; tributarios $57,052 mil millones; recursos no tributarios $26,911 mil millones, y recursos de origen nacional $ 91,171 mil millones.

Jorge López: “Es un Presupuesto equilibrado”

Para hablar del tema, El Ciudadano entrevistó al presidente de la Comisión de Hacienda y Presupuesto. Jorge López, quien al responder sobre la observación de la oposición de un proyecto comprometido por la deuda de Cornejo, estimó que “más allá de los números nominales, que son importantes, hay que hablar de la estructura del Presupuesto. Es un Presupuesto equilibrado, que tiene un superávit de $200 millones que al total de gastos que encierra el presupuesto de $175 mil millones, es ínfimo, por lo que lo calificamos de equilibrado". 

“De hecho, es una buena noticia cuando hemos venido de presupuestos deficitarios. El del año pasado tuvo un superávit que nos permitió hacer parte de la obra pública, lo que hizo que se haya solicitado menos financiamiento”, agregó López.

—¿El Presupuesto se presentó con solicitud de deuda?

Viene acompañado por un pedido de financiamiento para sostener el nivel de actividad económica y el motor provincial que es la obra pública, con el objetivo de no afectar la generación de empleo.

—¿Por qué el justicialismo se resiste a tratarlo?

Sobre las excusas, lamentablemente la oposición viene siempre buscándolas en función del momento que vive la provincia. La primera fue el año electoral, porque no se sabía quién sería el gobernador; después, que se debería esperar a que asuma el nuevo gobernador; luego que no existía un proyecto de Presupuesto y ahora que está, es no conocer el nivel de deuda. Entonces, la oposición siempre tiene motivos para poner excusas.

—Pero el PJ dice que no conoce la deuda real que dejó Cornejo...

Sobre no conocer las cuentas habla de una irresponsabilidad de la oposición, ya que desde el inicio de la administración de Cornejo las cuentas estuvieron exhibidas para que la comunidad mendocina las viera cuatrimestrales. Ahí estaban los datos del estado de stock de deuda pública y el estado de situación financiera de la Provincia. Se puede apreciar y analizar que no existió un crecimiento exponencial de la deuda que dejó la administración Cornejo.

López explicó que “existen tres indicadores que muestran que esa deuda contiene crecimiento y reducción de más menos el 10%, lo que deja claro que no existió ese crecimiento exponencial. Si se expresa en dólares, la reducción de la deuda pública es del 12%, y si lo observamos con otro indicador hay un aumento del 8%. Por lo que no existe ese crecimiento exponencial que el justiciaremos argumenta para dar miedo a la comunidad. De paso, para justificar su no acompañamiento a procesos de financiamiento para obras importantes para Mendoza”.

—¿Cómo está la Provincia respecto de la Ley de Responsabilidad Fiscal?

Creo que el Estado provincial tiene margen de sostenibilidad de la deuda pública. Mendoza no está comprometida en cuanto a los indicadores de la Ley de Responsabilidad Fiscal, que establecen que el 15% de las obligaciones anuales no puede superar los ingresos corrientes. Entonces, destaco que la Provincia está lejos de esos indicadores con un 11%, lo que implica un margen para seguir financiando proyectos de infraestructura. Con el objetivo que tiene la provincia de generar más trabajo, tal como el gobernador Rodolfo Suarez lo expuso en la campaña y al asumir el cargo. 

—¿Qué harán entonces?

—Tiene que quedar claro que el motor de la economía de Mendoza es la obra pública y hay convicciones políticas de seguir apostando a la misma. Por eso le solicitamos a la oposición que acompañe estos procesos. Debe entender que la provincia tiene que seguir en este sendero de consolidación fiscal, de ahorro de gastos innecesarios y que el financiamiento debe ir acompañado de obras que beneficien no solo a la actual generación, sino a las futuras generaciones de mendocinos.