|20/03/21 11:56 AM

Un nuevo sismo de 7,3 grados sorprendió y sacudió a Japón

Sucedió en la zona de Miyagi a 60 kilómetros de profundidad. Se emitió alerta de tsunami, que poco tiempo después fue desactivada.

Por Redacción

Tan solo días después de cumplirse el 10° aniversario del terremoto en Fukushima, un nuevo sismo de 7,2 en la escala de Ritcher sacudió a Japón. Fue en la región de Miyagi, cerca de las costas japonesas, y a una profundidad de 60 kilómetros.

Es por eso que la Agencia Meteorológica de Japón (JMA) emitió alerta de tsunami y miles de familias debieron ser evacuadas de sus hogares, ya que se había registrado una subida del mar importante. La televisión pública afirmó que se esperaban olas de un metro y las autoridades alertaron por eventos de mayor altura.

Sin embargo, hasta el momento ninguno de los dos pasó. Afortunadamente no se han registrado víctimas fatales ni grandes pérdidas materiales o en infraestructura, pero se espera más información durante el transcurso del día. Por otro lado, la JMA desactivó el alerta de tsunami a las 19.30 locales, una hora y media después del temblor que fue a las 18.09.

En Miyagi, el sismo alcanzó el nivel 7, uno de los máximos, mientras que en otras regiones del noreste de Japón alcanzó el nivel 5. En el área metropolitana de Tokio, el movimiento también se sintió pero en un leve grado 3. Donde también alcanzó un grado 5 fue en la prefectura de Fukushima, donde se encuentra la accidentada central nuclear de Fukushima Daiichi, una de las protagonistas de la tragedia hace 10 años.

Es lógico que se emitan alertas y se den órdenes de evacuación aunque los sismos sean moderados. Japón se ubica en el Cinturón de Fuego del Pacífico, una de las zonas con más actividad sísmica del mundo pero, además, aún siente el dolor que causó el terremoto del 11 de marzo del 2011, una de las peores tragedias en su historia.

De hecho, el 14 de febrero hubo otro sismo de 7,3 frente a la costa de Fukushima. Los equipos de JMA afirmaron que podría tratarse de una réplica del terremoto de hace 10 años, a la que podrían seguirle otros movimientos similares.