Estados Unidos
Mendoza, Argentina

|23/10/20 08:19 AM

Trump y Biden se cruzaron en un nuevo debate en la carrera presidencial

Ambos candidatos se cruzaron por la política exterior y la manera en que Estados Unidos trató la pandemia de coronavirus

Por Redacción

A solo 12 días de las elecciones, los dos candidatos presidenciales de los Estados Unidos, el mandatario Donald Trump y el ex vicepresidente Joe Biden, se enfrentaron en el último debate y desnudaron sus principales diferencias: la gestión de la pandemia, cómo recuperar el crecimiento económico y la política migratoria.

Ambos candidatos llegaron a este último debate en la Universidad de Belmont, Nashville, moderado por la periodista del canal NBC Kristen Welker, con una clara ventaja a favor de la oposición en la mayoría de los sondeos presidenciales y con un número récord de votación anticipada.

 

Coronavirus

El primer tema, otra vez, fue la pandemia, que ya provocó más de 8,4 millones de casos y casi 223.000 muertos en EE.UU.

Trump se mostró confiado en que el país está “dando la vuelta a la pandemia, se va a acabar”, sostuvo que los estadounidenses “están aprendiendo a vivir” con el virus y aseguró que “no hay otra opción que abrir la economía”.

 

 

“No podemos encerrar en un sótano como hace Joe”, desafió el mandatario, luego que su rival, de 77 años, pasará gran parte del inicio de la pandemia en su casa. Inmediatamente, Biden le replicó.

“Dice que estamos aprendiendo a vivir con él (el virus) pero estamos aprendiendo a morir por él”, sentenció el ex vicepresidente y aseguró: “Cualquiera que sea responsable de no poder controlar esta pandemia no debería ser el presidente de Estados Unidos.”

Biden advirtió que el país se encamina “a un invierno oscuro” y, aunque rechazó un cierre total del territorio y la economía nacional, sí advirtió que “si hay un nivel de positividad muy alto, es necesario cerrar para frenar la circulación del virus. Y cuando se abre hay que hacerlo con reglas”.

 

Geopolítica

Aunque el siguiente tema se centró en las denuncias de los servicios de inteligencia sobre intentos de interferencia electoral de China, Rusia e Irán, la discusión inmediatamente giró hacia acusaciones cruzadas de corrupción y complicidades con algunos de esos Estados extranjeros, principalmente Rusia.

“Cualquiera que se meta con las elecciones va a sufrir el costo…pero lo voy a decir…a su abogado, (Rudolph) Giulani le dan información de Rusia para que yo no sea electo presidente de Estados Unidos porque ellos me conocen y yo los conozco”, denunció el líder opositor.

Trump contraatacó con otra denuncia. “Joe ganaste millones con China y Rusia. En cambio, conmigo, nunca hubo un presidente más duro con China. Impuse sanciones y aranceles”, replicó el mandatario y acusó al hijo de Biden de haber hecho negocios en Ucrania mientras su padre era vicepresidente.

También discutieron sobre otro punto de política exterior que marcó estos últimos cuatro años.

Trump reivindicó sus negociaciones con Corea del Norte -“No hay una guerra ahora”- y destacó que durante el Gobierno de Barack Obama y Biden, el líder norcoreano, Kim Jong-un, nunca se quiso reunir. Biden, de inmediato, le respondió.

“La razón por la que Kim no se reunía con Barack Obama fue porque le dijimos que íbamos a discutir la desnuclearización. Yo me reuniría con él, si se comprometiera a eso”, explicó.