|11/11/21 08:36 AM

Hallaron a dos niñas desaparecidas enterradas en la casa de su madre

Ocurrió en Estados Unidos. La madre de las pequeñas ocultó por varios años el hecho a las autoridades, que finalmente dieron con los cuerpos de las menores

Por Redacción

La desaparición de dos niñas de 6 y 4 años en Estados Unidos tuvo el peor desenlace. Las pequeñas fueron encontradas muertas y enterradas en la casa de su propia madre, que ocultó el hecho a la Justicia.

En 2016, Nicole Snyder, de 6 años, fue reportada como desaparecida y su hermanita, Jasmine Snyder, de 4 años, también desapareció, pero en 2017.

En ese entonces, la madre de las menores aseguraba que las pequeñas habían ido a la casa de un amigo, del que nunca pudo precisar información certera y que era “en ese acto” que habían desaparecido. Años después, la horrorosa verdad salió a la luz.

 

El caso de las niñas desparecidas en Pensilvania

En este último tiempo, se conoció que la Policía del pueblo de Old Lycoming (de Pensilvania) junto con el FBI, hallaron los cuerpos de las dos niñas desparecidas, enterrados en el patio trasero de la casa en la que vive su madre Marie Snyder, de 32 años, junto a su pareja, Echo Butler, una mujer de 26 años.

Ambas acusadas ya tenían cargos por negligencia infantil y obstrucción de la justicia, pero inminentemente afrontar imputaciones por presunto homicidio.

 

El otro hijo de la madre de las niñas asesinadas

A mediados de este 2021, la Justicia norteamericana (puntualmente el departamento de niños y familias de Pensilvania), le quitó a Marie Snyder la custodia de otro hijo suyo; un varón de 7 años.

 

La maestra del pequeño denunció ante las autoridades de Familia, que el chico recibía malos tratos en casa.

 

A partir de la intervención con lo ocurrido con el pequeño de 7 años, las autoridades de Pensilvania, ahondaron en el caso de las chicas desaparecidas y retomaron la investigación teniendo en cuenta otras hipótesis y datos, presumiblemente sabían que el destino de las chiquitas podría haber sido funesto a partir de las nuevas pericias a la madre y a su pareja.

Desde septiembre, la Policía abrió el caso para encontrar a las niñas. Al ser interrogada, la madre habló por primera vez de la teoría de que las menores estaban viviendo en casa de un amigo, pero jamás pudo dar detalles de su paradero.

 

El FBI fue determinante para que el caso se resolviera

 

La versión del padre y el arresto de María Snyder

El padre de las niñas desaparecidas en 2016 y 2017 dijo que la última vez que tuvo contacto con ellas fue en el 2015 y además en ese mismo año, las autoridades dieron con registros médicos de las menores.

El 4 de noviembre de este 2021 finalmente la Policía, ya con suficientes pruebas a lo largo de estos años, arrestó María Snyder y la acusó de negarse a colaborar con la investigación en la desaparición de sus dos hijas.

Los peritos ya habían inspeccionado la vivienda de la mujer en los últimos meses pero en esta oportunidad -luego del arresto de Snyder-, fueron extremadamente minuciosos y, al remover tierra en el patio de la casa en la que vive la madre de las desparecidas junto a su pareja, encontraron los cuerpos de las niñas enterrados.

“Es una situación terrible y horrorosa. Se hará justicia en nombre de estas dos niñas”, dijo el jefe de policía de Old Lycoming.

El Comisario aseguró además que su departamento fue ayudado por el FBI en este último tiempo y gracias a este trabajo conjunto se resolvió el caso que tuvo este macabro final.

María Snyder finalmente fue arrestada luego de que la Policía descubriera los cuerpos enterrados en el patio trasero de la casa.

Ahora los peritos buscan precisar información acerca de cómo murieron las niñas, pero todo indica que su madre está involucrada junto a su novia.

Las mujeres acusadas tendrán su primera audiencia el próximo 17 de noviembre. Allí tendrán la posibilidad de declararse culpables o inocentes.

En el caso de que se declaren inocentes se dará inicio al juicio, pero medios locales indicaron que la fiscalía tendría pruebas suficientes para mantener detenidas a las mujeres.

De momento, las acusadas no han contratado ningún abogado para hacer frente a lo sucedido y a las acusaciones. Ambas están registradas en el sistema de defensoría pública.

 

En EE.UU, el crimen de un hijo puede ser penado con la condena a muerte.

 

Según medios de Pensilvania, Maria Snyder tiene un largo historial de abuso de sustancias. De hecho, ese estado norteamericano atraviesa una crisis de consumo de opioides en su población.