|06/11/21 03:16 PM

Detienen en Portugal un barco con más de 600kg de cocaína que pasó por Argentina

La embarcación proveniente de Paraguay pasó por un puerto bonaerense, donde estuvo casi dos semanas. Se investiga la complicidad de personal aduanero nacional

Por Redacción

Un cargamento de aproximadamente 648 kilos de cocaína que estaba oculto en un contenedor a bordo de un buque fue secuestrado en el puerto de Leixoes, Portugal. Según consta en los registros de su recorrido, la embarcación pasó por el puerto de Dock Sud, provincia de Buenos Aires, por lo que intervino Prefectura Naval Argentina mediante una denuncia; ahora, la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR) está investigando el hecho para saber si hubo complicidad a nivel local para el paso del cargamento.

El hallazgo se produjo durante un procedimiento realizado en la terminal naval lusa, donde se confiscó la droga que iba oculta en un falso fondo del contenedor TCNU3762427, que viajó a bordo del buque JSP Skirner, bandera de Antigua y Barbuda.

El jueves pasado, el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, dio detalles sobre el operativo y la denuncia presentada por autoridades navales argentinas: "Recién acaban de encontrarse en un puerto portugués 648 kilos de cocaína que iban en un contenedor salido de la Argentina, la Prefectura Naval hizo todo el repaso hacia atrás donde había estado" explicó.

"Ese contenedor llegó desde Paraguay en el buque Doña Verónica y estuvo 13 días en la terminal portuaria Exolgan, que ahí se hizo el escaneo. Ya está judicializado y alguien va a tener que dar explicaciones".

Como señaló el funcionario, el barco implicado había partido el 20 de agosto desde el puerto paraguayo Guyratí. Ocho días después llegó a la Terminal Portuaria Exolgan, en la localidad bonaerense de Dock Sud. Allí permaneció hasta el 10 de septiembre para luego continuar su rumbo a Portugal, donde arribó el 8 de octubre después de hacer escalas en Montevideo, Brasil y Marruecos.

La PNA presentó el detalle de los recorridos y de las cargas y descargas ante el fiscal Diego Iglesias, de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), que ahora analiza la posibilidad de realizar allanamientos. Según fuentes del caso citadas por Infobae, la Procunar investiga una posible complicidad a nivel local para que no se detectara el cargamento.