|29/09/21 08:10 PM

Al menos 30 presos muertos en un sangriento motín en Ecuador

Los enfrentamientos armados se produjeron entre grupos rivales que se disputan el poder en un centro penitenciario de Guayaquil

Por Redacción

Al menos 30 presos murieron, cinco de ellos decapitados, y 47 resultaron heridos en enfrentamientos entre bandas en una cárcel de la provincia ecuatoriana de Guayas, informaron las autoridades locales en las últimas horas.

Los disturbios comenzaron el martes por la mañana en el Centro de Privación de Libertad Número 1, ubicado en la capital provincial, Guayaquil, con detonaciones de armas de fuego y explosiones en varios pabellones en el marco de un enfrentamiento entre bandas delictivas.

Familiares de presos piden información en la entrada de la cárcel.

Las autoridades activaron los protocolos de seguridad y evacuaron al personal administrativo de la prisión, al tiempo que instalaron un comité de crisis formado por la Policía Nacional y el SNAI para enfrentar la situación.

Ya por la mañana del martes, unos 400 uniformados ingresaron al centro de detención y, tras más de tres horas, lograron retomar el control de la cárcel, dijo la policía. Sin embargo, por la noche la Policía del mismo día activó nuevamente el protocolo de seguridad con unidades tácticas en el reclusorio al detectar nuevos enfrentamientos.

Al menos 30 presos murieron en el marco de los disturbios, cinco de ellos decapitados, mientras 47 resultaron heridos, dijo la Policía; mientras que el primer informe apuntaba a 24 fallecidos.

Además, dos policías resultaron heridos en la toma de control de la prisión, por lo que fueron trasladados a centros hospitalarios y están "fuera de peligro", informó el comandante policial de la Zona 8, Fausto Buenaño.

 

Grave crisis penitenciaria en Ecuador

Debido a la crisis penitenciaria, alimentada por la sobrepoblación, corrupción, insuficiencia de guardias y violencia, los militares apoyan desde hace meses el control exterior de las cárceles guayaquileñas.

La revuelta de este martes agravó aún más la crisis penitenciaria en Ecuador causada por los choques por el poder entre bandas criminales vinculadas a los carteles mexicanos de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación. El saldo de detenidos muertos dentro de las prisiones ya asciende a 120 en lo que va de año.

Hace solo dos semanas, una cárcel en el mismo complejo penitenciario de Guayaquil fue atacada con drones con explosivos en medio de "una guerra entre cárteles internacionales", un incidente que no provocó víctimas pero sí daños materiales.

En Ecuador, un país con 17,7 millones de habitantes, la violencia ha pasado a ser permanente en sus 65 cárceles, que padecen una insuficiencia de guardias y una sobrepoblación de reclusos (39.000 sobre una capacidad para unos 30.000).

Según la Defensoría del Pueblo, en 2020 se registraron 103 asesinatos en las penitenciarías del país, en las que la corrupción facilita el ingreso de armamento y municiones.

Asimismo, ubicado entre Colombia y Perú, principales productores mundiales de cocaína, Ecuador es utilizado como tránsito para el envío de drogas a Estados Unidos y Europa.