|04/05/21 03:46 PM

El Naranja se vuelve a Mendoza con las manos vacías

Rivadavia Básquet cayó ante Lanús por 69 a 58 y de esta manera cerró una burbuja para el olvido: cinco juegos, cinco derrotas

Por Redacción

Los dirigidos por Fernando Minelli cerraron su estadía en el Sur (Viedma y Carmen de Patagones) con un nueva derrota, en este caso ante el Club Atlético Lanús. El encuentro terminó 69 a 58 y con esta caída, los mendocinos retornan a la provincia con las manos vacías y estando en la última posición de la Conferencia Sur.

Rivadavia disputó cinco partidos en siete días y no pudo obtener ningún éxito en La Comarca. Extrañó demasiado a Ezequiel Martínez y a Fabrizio Cosolito, dos de las piezas del quinteto inicial, quienes no pudieron viajar por lesión y coronavirus, respectivamente. 

Del encuentro ante Lanús que se disputó en el mediodía de este martes, hay que decir que Lanús dominó prácticamente de principio a fin. Nunca los mendocinos pudieron estar arriba en el score, aunque en varias oportunidades pudo quebrarlo. Sin embargo, el Granate con un buen trabajo en la zona defensiva, aguantó los embates de Rivadavia para mantener la distancia. Incluso llegó a sacar una máxima de 18 puntos, que si bien los esteños la bajaron, sirvió para merecer la victoria.

Tanto desde lo deportivo, como anímicamente, para Rivadavia el panorama es complicado. Si bien quedan todavía dos burbujas en el horizonte (con fechas y lugares a confirmar), el Naranja acumula un récord de 4 victorias y 12 derrotas, quedando en la última ubicación dentro de la Conferencia Sur. Cabe destacar también, que de los 14 equipos en la zona, los mejores 8 pasarán a la post temporada. La clasificación a Playoffs, por estas horas, parece una utopía.