|15/10/21 02:26 PM

Presentan un proyecto para apuntalar la cadena vitivinícola

La meta es mejorar la distribución del valor generado en el sector y aumentar el volumen de las exportaciones.

Con la frase, “es el momento de estar sentados todos juntos en la misma mesa”, el presidente Alberto Fernández anunció el lanzamiento del proyecto de desarrollo sostenible de la cadena vitivinícola, consensuado en el Consejo Económico y Social.

El primer mandatario estuvo acompañado por el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Beliz, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca Julián Domínguez, el titular de la cartera de Desarrollo Social Juan Zabaleta, el representante en la Argentina del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) José Agustín Aguerre, consejeros del Consejo Económico y Social y directivos de las bodegas más importantes de la Argentina.

 

 

El anuncio está enmarcado en la segunda edición del Proyecto de Integración de Pequeños Productores a la Cadena Vitivinícola, PROVIAR II, que tiene como objetivo mejorar la distribución del valor generado en el sector vitivinícola, la productividad y eficiencia de la producción, y aumentar el volumen de las exportaciones y los mercados de destino. El programa cuenta con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por 40 millones de dólares.

Para conocer más detalles, El Ciudadano habló con Leandro Gorgal, subsecretario de Relaciones Financieras Internacionales para el Desarrollo de la Secretaría de Asuntos Estratégicos.

Mira la nota completa acá:

El objetivo del proyecto

Con respecto al objetivo de la iniciativa, Beliz remarcó que busca “fortalecer a todos los componentes” de la industria, a partir de la generación de empleo, el arraigo local, la agroecología y el incremento de las exportaciones. “Esto es una asociatividad, con diálogo, escucha atenta y respeto. Nada mejor que hacerlo en el marco del CES, donde están representados los trabajadores, los empresarios, el sistema científico-tecnológico, la sociedad civil, todos apostando por un futuro próspero”.

En tanto, el flamante ministro Domínguez felicitó el trabajo de las bodegas argentinas y calificó como “ideal” el momento para incrementar la potencia de la industria vitícola. “No dejemos que elementos ajenos a la capacidad productiva, al amor por la tierra, a los sueños que nacen en cada cosecha, nos impidan el desarrollo”, sostuvo.

 

¿De qué se trata el proyecto PROVIAR II?

Desde el Consejo Económico y Social explicaron que el proyecto prevé articulación, asistencia técnica y financiera de los actores del sistema productivo vitivinícola, apoyando a los pequeños y medianos productores, a las pequeñas y medianas bodegas elaboradoras con potencial exportador y a las PyMEs locales prestadoras de servicios.

Se trata de una agenda de trabajo orientada a la promoción de la viticultura como una actividad sostenible, mediante acciones estratégicas para concretar esa visión, fomentando a una actividad sustentable económica, social y ambientalmente, diversa y comprometida con el desarrollo de sus actores, que responde a la dinámica de los consumidores y que crea nuevas oportunidades de mercados.

Mediante la promoción del asociativismo, la internalización tecnológica y organizacional, el fomento del arraigo rural y el fortalecimiento institucional, el PROVIAR no sólo apunta a incrementar la producción vitícola, sino también a optimizar los recursos hídricos, la participación de jóvenes, mujeres y colectivos de la diversidad en la cadena productiva.