|16/04/21 07:45 AM

Las pymes, como una salida a la crisis económica

La mayoría de las empresas de este rango vaticinan que el año corriente será igual o peor que el anterior y más de la mitad observó muy baja rentabilidad

El 86% de alrededor de trecientos empresarios de pequeñas y medianas empresas de todo el país, con importante presencia de Mendoza, se expidieron con propuestas concretas para comenzar a responder a la difícil coyuntura que pasa la Argentina en su pulmón económico.

Fue en el cónclave digital denominado ‘Salto Pyme’ fue convocado por el IAE Business School de la Universidad Austral que, junto a sus profesionales en economía, elaboraron un interesante documento con relevamiento incluido bajo la denominación ‘Protagonistas del Desarrollo’.

El minucioso trabajo, al que tuvo acceso El Ciudadano destacó que el “45% de los empresarios considera que en 2021 su desempeño será igual o peor que en 2020. Mientras, el 26% sostiene que su compañía se encuentra operativa entre un 50% y 75%”. 

El relevamiento indica también que “el 85% de las pymes encuestadas, vieron afectada su rentabilidad en cuarentena. El 51% vio lesionada su rentabilidad por la baja de consumo y la presión fiscal y regulatoria”.

En párrafo destacado del material se señala que “el 50% considera que el desarrollo y crecimiento de las pymes daría espacio a una menor presión fiscal y regulatoria”. Mientras que “el 86% considera que las pymes pueden contribuir a la solución de grandes problemas como la pobreza, el empleo y el desarrollo”.

La reunión digital coordinada por los economistas Lucio Traverso y Hernán Etinennot, profesores de IAE Business School. Este último consideró “que en las pymes hay una salida para el país. Sabemos del esfuerzo que hacen para llevar adelante sus propias compañías y es por eso por lo que decidimos acompañar a esas personas en todas sus dimensiones: en términos académicos claramente, desde lo profesional, mercantil, industrial pero también queremos acompañarlos como personas. Es importante que tengan alguien con quien hablar, que tengan un grupo de referentes pymes en quien apoyarse”, resaltó. 

Por eso, este encuentro de pequeños y medianos empresarios arrojó importantes señales positivas. De igual modo advertencias sobre el estado impositivo, esencialmente, que afecta la rentabilidad. Por eso el 32,11% de los empresarios indicaron que fue la presión fiscal y regulatoria, que afectó la rentabilidad. En tanto el 19,26% lo adjudicó a la baja de consumo de su producto, seguido por la prohibición de despidos y doble indemnización dictaminada por ley (11,92%) y mayores gastos por implementación de protocolos (1,83%). Por último, el 14,67% indicó que la rentabilidad de su compañía no se vio afectada.

 

Las pymes son el sostén del PBI del país

Destacando la participación del empresariado pyme y la radiografía que plantearon ante sus pares del país, nuestro diario destaca a Alejandro Bestani, presidente de productos Inca y director del departamento de Pyme de Copal y Alejandro Bertín, director y gerente general del establecimiento San Ignacio y miembro activo del Movimiento Nacional Pyme.

El primero de ellos destacó: “En la Argentina, las pymes representan el 42 % del PBI y el 85 % del empleo privado, es decir que hoy son el sostén del PBI de la Argentina y con pocas condiciones favorables logran sostener la economía privada del país. Con lo cual, sin dudas pueden ser factor de cambio y protagonistas de una salida para la situación de la economía argentina”, destacó el empresario.

Por su parte, Alejando Bestani dijo: “La capacidad de emprendedurismo del universo pyme es infinita, la resiliencia, la creatividad, como cualidades de esta capacidad. Nosotros estamos convencidos de que la Argentina tiene salida, estamos parados sobre una bomba de riqueza de recursos naturales y humanos”, reflexionó eufórico el directivo pyme.

A su momento, quienes también se expidieron fueron Romina Bognanni, socia gerente de Nativa Group y Grupo Roan y Pablo Vaquero, presidente de Gensus SA y Cofundador de Ucropit. Ambos empresarios coincidieron en que, para construir innovación, cualquiera sea el sector, es necesario combinar capacidades técnicas con creatividad, visión estratégica, ideas, y sobre todo mucha capacidad de aprendizaje y corrección del rumbo.

En cuanto al recurso humano y como desempeña sus tareas, los empresarios pymes de todo el país destacaron el ritmo sostenido del empleo, más allá de los inconvenientes que ello implica en estos tiempos de dificultades en la matriz económica y de la pandemia. Al respecto de esto último, el sondeo del IAE Business School arrojó que sobre el personal que actualmente trabaja de manera remota, el 57,94% asevera tener menos del 25% del staff trabajando mediante esta metodología, mientras que solo el 19,62% cuenta con más del 75% de sus empleados trabajando desde sus casas”. 

El dato destacado del encuentro fue cuando se preguntó si las pymes podrían contribuir a la solución de grandes problemas como la pobreza, el empleo y el desarrollo, un 45,94% dijo estar bastante de acuerdo con el cuestionamiento seguido por “totalmente de acuerdo” (40,54%), “algo de acuerdo” (10,8%) y, por último, “nada de acuerdo” (2,77%).