|04/09/21 01:50 PM

¿Fin del misterio? Científicos revelan quiénes construyeron las pirámides de Egipto

Arquéologos encontraron la respuesta en papiros y tumbas del antiguo país africano. Al parecer, los constructores no fueron esclavos.

Por Redacción

Un grupo de arqueólogos aseguró haber encontrado la respuesta a uno de los misterios más grandes de la historia de la humanidad. Analizando unos papiros descubiertos en 2013, los investigadores dieron con evidencia que explicaría quiénes fueron los constructores de las pirámides egipcias, entre ellas la Gran Pirámide, última de las 7 Maravillas del Mundo.

En una entrevista con la revista Near Eastern Archaeology, los autores del descubrimiento explicaron que los documentos que estudiaban datan de 4.500 años de antigüedad y forman parte del diario de un antiguo capataz, quien habría dirigido las obras para construir las fascinantes criptas para los faraones que todos conocemos.

Son 300 fragmentos los que componen el “'Diario de Merer', como fue bautizado el registro, y en ellos habría detalles sobre las actividades diarias que el hombre planificaba para el levantamiento de las pirámides.

Según consta en los papiros, Merer tenía un interés especial por un sector cercano al Golfo de Suez en el que había canteras de piedra caliza.

Con ese material, las tripulaciones llenaban sus barcos para viajar río arriba, a Giza, donde trabajarían en la cubierta exterior de las construcciones.

Asimismo, los especialistas creen que  el trabajo que se llevó cabo en la tumba durante el último año de la vida de Keops, alrededor de 2.560 años atrás.

Según explicó el exministro de Antigüedades de Egipto, en el interior de las tumbas encontraron 12 esqueletos en posición fetal que estaban en perfecto estado de conservación, “acomodados como se hacía con los difuntos, de acuerdo con las antiguas creencias religiosas”, agregó.

Por su parte, el reconocido arqueólogo y egiptólogo Zahi Hawass, quien participó en el estudio, relató que cerca de las pirámides de Egipto encontraron unas tumbas que “pertenecieron a obreros bien tratados, ya que algunos de ellos tenían huesos curados, lo que sugiere que tenían acceso a una mejor atención médica”.

“Los constructores de las pirámides de Egipto no eran esclavos; si lo fuesen, no estarían enterrados al lado de los reyes y de las reinas”, analizó Hawass.