Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|31/03/20 11:37 AM

Proponen crear un fondo solidario para trabajadores de la salud y fuerzas de seguridad

La iniciativa de José Orts apunta a retribuir la labor y canalizar todos los esfuerzos de la población, con el aporte de los ciudadanos que quieran colaborar

Por Redacción

En el marco de la crisis que genera la pandemia de coronavirus a nivel mundial, en Mendoza surgió un proyecto solidario que busca retribuir la labor y el esfuerzo de los actores sociales que más se exponen al contagio.

Se trata de un proyecto de ley que fue presentado este lunes en la Cámara de Diputados por el legislador José Orts (UCR) y que pretende crear un fondo solidario de compensación para los trabajadores de la salud y las fuerzas de seguridad, con el fin de otorgarles un reconocimiento económico. Este fondo se construiría con el aporte solidario de personas humanas y jurídicas.

La iniciativa incluye a todo el personal que haya prestado servicios durante el lapso de la emergencia sanitaria, en nosocomios públicos y privados, personal de seguridad pública y privada.

Lo novedoso es que el proyecto incluye a médicos, enfermeros, técnicos, personal de limpieza, maestranza, choferes, camilleros, administrativos y demás personal incluido en el sistema de salud que haya estado exponiendo su integridad física en sus puestos de trabajo. Como así también todo el personal de seguridad que estuvo abocado a la prevención y actuación, con presencia en la vía pública y en los lugares cerrados o abiertos donde deben prestar servicios en contacto con ciudadanos.

Con esto, se apunta a demostrar que la solidaridad de los mendocinos no está en crisis e invita a la ciudadanía a colaborar

¿Cómo funcionaría este fondo solidario?

Según detallan, este Fondo Solidario de Compensación tendrá carácter único y especial, y deberá ser instaurado durante el primer mes inmediatamente posterior a la culminación de la emergencia sanitaria.

En caso de ser aprobado, el Ejecutivo provincial será el encargado de crear una cuenta corriente y una caja de ahorro para recaudar el dinero donado. Estas cuentas permanecerán abiertas para recibir los aportes durante el lapso de seis meses corridos a contar desde su apertura. Al finalizar el término, se deberá realizar la distribución del fondo en un plazo no mayor a 60 días corridos desde el cierre de las cuentas.

Los fondos depositados en la cuenta serán destinados de manera igualitaria y sin distinción de rangos o actividades, entre cada una de las personas incluidas y que haya sido fehacientemente acreditada e informada por los Ministerios de Salud y de Seguridad.

También se establece que el Poder Ejecutivo deberá publicar mensualmente el monto recaudado y al finalizar la campaña el total, antes de su distribución.

En el mismo sentido, se establece que el beneficio dispuesto en la presente legislación no será excluyente de otros beneficios que cualquier poder gubernamental y/u organismo no gubernamental disponga a los beneficiarios, en razón de la prestación de servicios.