|07/08/21 02:34 PM

Hallazgo: científicos estadounidenses logran prevenir el COVID-19

El ensayo clínico demostró que la combinación de anticuerpos logró reducir el riesgo de infección y de síntomas, lo que evitaría las hospitalizaciones

Por Redacción

Un grupo de científicos de Estados Unidos llevó a cabo un ensayo clínico con el que determinaron que la combinación de anticuerpos logró prevenir el COVID-19.

El estudio fue publicado en la revista especializada The New England Journal of Medicine y detalla cómo la combinación de dos anticuerpos monoclonales aplicados con una inyección subcutánea en pacientes con alto riesgo de infección dio el resultado que esperaban.

En concreto, se trata de los anticuerpos casirivimab e imdevimab y su mezcla redujo el riesgo de contraer el virus en un 72% en la primera semana. Luego, en la segunda semana de análisis aumentó al 93%, lo que reflejó a su vez un riesgo menor de hospitalización o muerte de las personas que tienen una mayor tendencia a padecer Coronavirus.

Uno de los investigadores, el doctor David Wohl (División de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Carolina del Norte), aseguró que después de la exposición en el propio hogar por algún conviviente que dio positivo, "hay un efecto duradero que evita que se propague en comunidad".

De esta manera, los participantes del estudio se inscribieron dentro de las 96 horas posteriores de haber tenido ese contacto estrecho y fueron asignados al azar para recibir el medicamento REGEN-COV en 1200 mg o un placebo, para lo cual tuvieron que registrar muestras nasofaríngeas  y de suero.

Tras las pruebas se determinó que en el grupo que recibió por inyección la medicación, 11 de 573 personas desarrollaron COVID-19 con síntomas, mientras que dentro de los que recibieron un placebo fueron 52 de 752 participantes. Si bien la edad media fue de 42 años, el 45% eran adolescentes varones de entre 12 y 17 años.

Además, los que sí se contagiaron tuvieron menos posibilidades de presentar síntomas al haber recibido los anticuerpos. Fueron 25 asintomáticos en comparación a los 48 del grupo placebo. Entonces, la reducción de riesgo de infección fue del 81,4% y el riesgo de síntomas bajó un 66,4%.

El ensayo ya se realizó en 112 lugares de Estados Unidos, Rumania y Moldavia y demuestra que se podría lograr la prevención en entornos de alto y bajo riesgo de contagio.