|16/03/21 07:31 AM

Enfermera cuenta desde Italia el dramático momento de la pandemia

Dora Reyes Florian y su marido, Gustavo Calle, trabajan en el sistema de salud de Milán y desde allí muestran una radiografía de la realidad de una zona muy castigada por el coronavirus

La península itálica, al igual que el resto del continente europeo, está enfrentando a brazo partido a la pandemia del coronavirus, en sus nuevas embestidas con nuevas cepas. 

El objetivo de vacunar, como las permanentes medidas de volver a fases iniciales de cuarentena en cada país, muestran un rostro dramático de contagios y multiplicidad de muertes. La vacunación es una cuesta arriba para países que integran el círculo de naciones poderosas del mundo, pero sin embargo, el tire y afloje con el multimillonario negocio de las vacunas se torna de una rispidez tal, que la población es la mayormente perjudicada.

El caso de Italia, con más de 60 millones de habitantes y solo el 3,5% de su población vacunada, habla de esta guerra de los gobiernos con los laboratorios. Mientras tanto, la tercera ola golpea nuevamente a los italianos.

El Ciudadano tuvo contacto con una enfermera universitaria de Mendoza que, junto a su esposo, viven en la importante ciudad de Milán. Hacia allí migraron desde nuestra provincia hace nueve años Dora Reyes Florian y su marido, Gustavo Calle

Hoy, ambos trabajan en el sistema de salud de esa zona italiana y nos permiten tener una radiografía de lo que está sucediendo en un lugar donde la pandemia pegó muy duro en la primera ola, colocando en su momento a ese país a la vanguardia de las naciones con mayor cantidad de contagios y muertes de Europa.

 

Italia soporta hoy tres nuevas cepas

Ante la pregunta sobre el difícil momento que se vive allí, la profesional de salud mendocina respondió: “Por supuesto, los tiempos son diferentes. En marzo del año pasado no conocíamos nada y tratábamos de luchar por algo invisible, del que solo habíamos escuchado que se había desatado en una remota ciudad china. Ahora es muy diferente, porque sabemos cómo comportarnos sobre ese virus invisible que nos ataca permanentemente en un intento acabar con el mundo".

 

—¿Está preparada Italia con la llegada de nuevas cepas?

—Nos hemos preparado para recibir todo tipo de cepas: la inglesa, la brasileña y la española que acaban de descubrir acá en Milán. Sabemos lo que tenemos que hacer y en eso ayudan muchísimo las vacunas que se están colocando, como la Pfizer, que es la más efectiva sobre las nuevas cepas. 

“Con esto y todos los cuidados nos hemos empeñado en que esta pandemia llegue a su final. Aunque para eso falta un tramo importante que, para alcanzarlo debemos tener más conocimientos de este virus, cuidarnos más y que sean vacunados todos los que habitan Italia. No hay otra forma de atacarlo”, agregó la entrevistada.

 

—¿Cómo recibieron en Italia la tercera ola? 

—La tercera ola de COVID-19 acá en Italia es muy diferente. Porque ahora sabemos cómo comportarnos, qué es lo que tenemos y que tenemos que guardar la distancia. Es preocupante, es muy preocupante, pero la prudencia, la conciencia y la responsabilidad van a decir mucho de nosotros.

 

—La comunidad italiana, en particular de Milán, ¿está correctamente informada?

—Sí, la información es buena y mucha, que incide en muchos controles, sobre todo en los trabajos para permitir el distanciamiento social. La vida social por ende ha cambiado, como también nuestros trabajos, es lo que lo que hay... Solo debemos tener prudencia para poder continuar manteniendo la distancia y haciendo todo lo posible por un mundo mejor, con fuertes convicciones para que esto se acabe.

 

“El negocio de las vacunas retrasa las inoculaciones”

 

—¿Está produciendo sus efectos la vacunación? 

—Sí, la vacunación está dando muy buenos resultados. Solo vemos que lo malo está en los millonarios contratos con las grandes empresas o laboratorios que las producen. Por caso Pfizer, cuyas importaciones a Italia están llegando en mínimas dosis de esas vacunas.

 

—Entonces, ¿todavía es poca la población inoculada contra el coronavirus?

—Esa es la cara preocupante de Italia: solo el 3,5% de su población está vacunada. Solo 4.800.000 habitantes tienen la primera dosis y 2.400.000 la segunda.

 

—¿Qué variedad de vacunas se están aplicando?

—Hasta ahora se han colocado, en la cifra que le decía, Pfizer, Moderna, Johnson & Johnson, AstraZeneca y ahora, aprobada, también está llegando la Sputnik V. Pero le aclaro que es muy poca la población vacunada. Recién a partir de hoy (por ayer) se ha comenzado a vacunar en estacionamientos, estadios, gimnasios, escuelas y universidades.

 

—¿Usted está vacunada?

—Sí, por ser personal de salud tengo la segunda dosis. Pero nos preocupa el país... Aquí todos esperamos que se llegue a un porcentaje considerable. Se espera que para junio de este año, antes que inicie el verano de Europa, esté vacunada el 52% de la población italiana. 

“Teniendo en cuenta que aquí somos más de 60 millones de habitantes, esperamos que esto se haga realidad con la vacunación y todas las medidas sanitarias que están tomando. Si bien el momento es crítico, también es crucial para comenzar a vencer a la pandemia del COVID-19”, consideró Reyes Florian en el final de la entrevista.