|08/05/21 01:04 PM

El Papa pidió que se liberen las patentes de las vacunas

El Sumo Pontífice apuesta por una distribución más equitativa y el acceso a las vacunas para los países más vulnerables

Por Redacción

Al igual que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el Papa Francisco pidió liberar las patentes de las vacunas contra el COVID-19. El Sumo Pontífice se acopló al pedido del mandatario con el objetivo de aumentar la capacidad de producción y que las dosis lleguen a más personas en todo el mundo.

Así, el Papa solicitó la "suspensión temporaria de derechos de propiedad intelectual" de las vacunas y pidió un "acceso universal" a las dosis. Para eso, a través de un mensaje en el evento virtual "Vax Live: The Concert To Reunite The World" expresó la necesidad de tener "un espíritu de justicia que nos movilice".

El pedido de liberar las patentes toma cada vez más fuerza en todo el mundo y la cabeza de la Iglesia Católica no se quedó atrás, asegurando que "la injusticia y el mal no son invencibles".

Además de sus palabras en el "Vax Live", el Papa también se expresó en su cuenta oficial de Twitter, donde afirmó que "el coronavirus ha producido muertes y sufrimientos, afectando la vida de todos, especialmente la de los más vulnerables. Les ruego que no se olviden de los más vulnerables", lo que acompañó con el hashtag #UnaVacunaParaLosPobres.

A su vez convocó a trabajar por un "espíritu de comunión que nos permita generar un modelo económico diferente, más inclusivo, justo y sustentable". Sus voceros incluso confirmaron a Télam que el argentino grabó su mensaje antes que Joe Biden, quien generó revuelo con sus dichos.

Para Francisco, una variante del virus es "el nacionalismo cerrado que impide, por ejemplo, el internacionalismo de las vacunas. Otra variante es cuando ponemos las leyes del mercado o de propiedad intelectual por sobre las leyes del amor y de la salud de la humanidad", se lamentó Bergoglio.

Finalmente agregó que se está fomentando una "economía enferma" donde unos pocos ricos poseen más que el resto de la humanidad y que esos modelos destruyen al planeta, "nuestra casa común".

¿Cuál es el problema con las patentes?

Según un artículo publicado por la revista Nature, el mundo necesita 11 mil millones de dosis de vacuna contra el COVID-19 para inmunizar al 70% de la población mundial, pero estas no se destinan a los países más pobres, que tienen acceso a menos de un tercio de las vacunas disponibles.

En ese sentido, los investigadores afirman que, a menos que la fabricación y distribución de las vacunas sea más equitativa y uniforme, van a pasar al menos otros dos años antes de que se vacune a una proporción significativa de personas en el mundo.