|07/07/20 04:09 PM

Detectan un tipo de coronavirus seis veces más infeccioso que el original: la vacuna está "en jaque"

Científicos estudian una variante del SARS-CoV-2 que es mucho más contagiosa en humanos, dado un cambio que tiene en su genoma. Advierten de la dificultad y alerta que esto provoca en la comunidad científica, abocada esta a la creación de una vacuna efectiva para el virus

Por Redacción

Científicos siguen investigando como se compone el genoma del SARS-CoV-2, responsable de la pandemia mundial. Uno de los últimos estudios ratifica que hay un cambio en las 30.000 letras del genoma del virus y que su variación se traduce en una significativa capacidad para propagarse.

La cepa original apareció en China y ha tenido variaciones que estudian actualmente los especialistas.

Hubo un cambio en el génoma del virus

La Organización Mundial de Salud (OMS), ha determinado hasta el momento que existen seis cepas del SARS-CoV-2: S, V, L, G, GH y GR.

Según determinaron los científicos surcoreanos, en China, es decir donde se originó el virus, prevalecieron los clados S y V.

Según los últimos estudios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC), la mutación se produce en la letra 23.403 del genoma. Es ahí donde registra un cambio de una letra A por una letra G, lo que lo hace mucho más infecciosa que la cepa original.

La cepa GH es mucho más contagiosa en humanos

Desde los KCDC, han realizado en análisis de 526 muestras de genoma de personas en ese país, diagnosticados con COVID-19. Descubrieron que la variante que pertenece al clado GH, que circuló en EE.UU. y Europa, fue encontrada en 333 muestras es decir, un 63,3 por ciento del total, en tanto que la variante que la variante originaria de China, del clado V, fue detectada en 127 muestras.

Los expertos surcoreanos traducen ese dato en la hipótesis de la nueva variante del coronavirus, podría haber llegado a ese país asiático entre marzo y abril, previo a que Seúl intensificara los controles a las personas que provenían del extranjero.

Los KCDC informaron que la nueva variante, es seis veces más contagiosa que la original de surgió de China.

"Según lo interpretamos, el virus que pertenece al clado de GH está circulando recientemente porque tuvimos muchas llegadas de Europa y EE.UU. en marzo y abril, y el virus importado ahora está impulsando las transmisiones comunitarias", dijo el director de KCDC, Jeong Eun-kyeong, en conferencia de prensa.

Científicos explicaron que: “El cambio de letra se encuentra en la región del genoma que contiene las instrucciones para fabricar las proteínas de la espícula del coronavirus, las protuberancias que le dan su inconfundible forma de maza medieval y además sirven de llave para entrar en las células humanas.”

 

Vacuna y preocupación en la comunidad científica

Los especialistas están alertas porque las vacunas experimentales que se están tratando y fueron diseñadas a partir de la espícula del virus detectado en China -cuando se originó la pandemia- podría mutar lo suficiente como para que las futuras vacunas, originadas a partir de ella, fallen o no sean efectivas.

La bióloga estadounidense Bette Korber, aseguró que el virus mutado se multiplica más en las células humanas y que aún faltan más pruebas para corroborar si facilita su transmisión entre las personas.

“Yo me inclino más por pensar que el virus sí ha cambiado su comportamiento luego de la mutación, pero la información aún es inconcluyente”, opina el virólogo colombiano Javier Jaimes, que investiga la espícula del coronavirus en la Universidad de Cornell (EE.UU.). 

La veterinaria española Laura Carrilero forma parte del grupo de la Universidad de Sheffield (Reino Unido) que ha analizado para el nuevo estudio los genomas del virus presentes en 999 pacientes de un hospital local. Sus datos sugieren que las personas infectadas con la nueva variante tienen una mayor carga viral. Y otra investigación independiente con 800 pacientes de Washington apunta en la misma dirección. “Parece que la mutación beneficia al virus. Es muy importante mantener una vigilancia de su evolución, sobre todo ahora que se busca una vacuna que sea efectiva”, explica Carrilero.

"Aún hacen falta estudios en donde se pueda demostrar que las personas infectadas con el virus mutado excretan de verdad más partículas virales infecciosas”, dijo el experto al tiempo que aseguró que "el método utilizado por el equipo de Bette Korber- el famoso PCR- no es el más adecuado para medir la carga viral", dijo Jaimes en diálogo con El País.