|23/11/20 09:12 AM

China realiza testeos masivos por un rebrote de coronavirus

Son los primeros contagios luego de cinco meses en una de las ciudades más grandes de China

Por Redacción

El gobierno de China comenzó a realizar masivos testeos luego del cierre de locales educativos y la imposición de restricciones debido a un rebrote de COVID-19 en tres ciudades de ese país.

Las poblaciones de Tianjin, Shanghái y Manzhouli, registraron un crecimiento de los casos de contagios de coronavirus luego de la llegada del frío que anticipa el invierno. A pesar de esto, son números considerablemente más bajos que los registrados en países de Europa o los Estados Unidos.

Los especialistas chinos advierten sobre el peligro de la permanencia de las personas en lugares cerrados debido a las bajas temperaturas. Allí las posibilidades de que el virus se propague son mayores.

Testeos masivos en Shangai

China acumula hasta ahora 86.442 contagios y 4.634 muertes desde que el virus fue detectado por primera vez en su ciudad central de Wuhan.

En Shanghái se informaron dos nuevos casos de transmisión local en las últimas 24 horas, lo que lleva a siete desde el viernes de la semana pasada. Se trata de contactos estrechos de un trabajador aeroportuario que dio positivo días atrás.

Es por eso que en esa estación aérea se decidió testear a sus empleados, y para las primeras horas de hoy ya había recolectado 17.719 muestras.

Videos subidos a redes sociales por trabajadores mostraban lo que parecían ser escenas de caos en el aeropuerto debido a la inesperada orden de hacerse los test. En los videos, podían verse a numerosos empleados agrupándose de manera desordenada frente a personal médico con atuendos de protección integral en un estacionamiento donde se efectuaban las pruebas de detección del coronavirus.

 

 

En Tianjin, trabajadores sanitarios ya recolectaron más de 2,2 millones de muestras de residentes en el barrio de Binhai, luego del descubrimiento de cinco casos de transmisión comunitaria la semana pasada.

En Manzhouli, una ciudad de más de 200.000 habitantes, autoridades locales estaban haciendo pruebas hoy a todos los residentes luego de que se anunciaran dos casos el sábado pasado.

Las escuelas y lugares públicos de la ciudad fueron cerrados y se prohibieron las reuniones en público.

Cada vez que descubrió casos de transmisión local, China lanzó programas de pruebas masivas, además de cerrar escuelas y hospitales y aislar complejos residenciales o barrios enteros.